domingo, diciembre 07, 2008

ENTREVISTA A D. ANTONIO RODRIGUEZ ALMODÓVAR

Antonio Rodriguez Almodóvar, investigador incansable, el mago de los cuentos maravillosos.
Por Juan Pan García.


Don Antonio Rodriguez Almodóvar es escritor, Doctor en Filología Moderna, Catedrático de Lengua y Literatura, autor de más de treinta libros de poesía, teatro, literatura infantil y juvenil. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil 2005, con el Premio Internacional de Literatura Infanta Elena 1991; Premio Nacional de Literatura 1985 y Premio Ateneo de Sevilla 2004.

Desde siempre quiso recuperar aquellos cuentos que había escuchado en su más tierna infancia de sus mayores, quiso conocer el origen de esas historias maravillosas y descubrió cosas tan interesantes como que algunos cuentos más conocidos habían sido escritos a partir de una versión anterior antiquísima, llegando hasta los orígenes del Hombre. Le gusta el contacto con el público y es por ello que visita regularmente colegios e institutos donde da conferencias y anima a todo el que quiera oírle a que escuchen y estén atentos a lo que cuentan los ancianos en los parques y los pueblos, que escribamos todas las anécdotas y cuentos que oigan de sus padres y abuelos y los demás ancianos porque sabe que, si no, esas historias ricas en sabiduría popular se perderán el mismo día que desaparezcan los que la cuentan.

El pasado viernes, 28 de noviembre, tuve la ocasión de asistir a una charla informal de D. Antonio Rodriguez Almodóvar Pensé que era la ocasión de conocerle un poco más de cerca, pero no sabía cómo abordar a un escritor de tanta categoría: Después de escucharle y conociendo su enorme producción literaria, sus premios y su formación académica sentía como si alguien me empujase hacia abajo, clavándome en tierra. ¡Ni mencionar siquiera que yo también escribía cosas! ¿Quién se atreve a dirigirse a una persona tan importante y pedirle que hable de su vida, sus proyectos e ilusiones? Y que me explicase a mí —pobre insecto que intenta abrirse paso en un mundo editorial en que sólo cuentan los beneficios, donde lo autores noveles no son bien recibidos porque la edición es una empresa y no una ONG—, ¿cómo podría alguien que sueña con escribir y publicar hacer realidad sus sueños?

No sé si fue el acogedor ambiente al calor de la chimenea o las copas de anís que siguieron al acto entrañable, pero lo cierto es que lo vi un instante solo y me fui hacia él. Contrariamente a lo que me temía, don Antonio se mostró muy amable y accedió a contestar a mis preguntas, no sin antes recomendarme, sonriendo al constatar mi nerviosismo, que me tranquilizase, que él no se comía a nadie y le interesaba hablar sobre literatura.

Le advertí que el texto que saliera de nuestra entrevista lo leerían con mucho interés los cientos de usuarios de varios foros literarios, como Mar de las 9 musas.com, y sus cientos de miles de visitantes anuales. “Pregunta lo que quieras, Juan, será un placer para mí responder”, me dijo.

Don Antonio es un hombre muy amable y simpático,la sonrisa le acompañaba siempre; mide 1´65 de estatura,aproximadamente; cabellos abundantes, largos y plateados; iba vestido con ropa práctica y deportiva, nada de corbatas.

Me invita a entrar y sentarnos junto a la chimenea. Se queda mirándome, y me anima: “Veamos esas preguntas”. Yo carraspeo, trago saliva, lo miro y me lanzo:

— Don Antonio, hábleme de usted, de su familia, del lugar donde vive, de sus aficiones extra profesionales.

—Yo procedo de una familia humilde, de Alcalá de Guadaira, aunque por parte de padre hubo antepasados de alcurnia, que por cierto se arruinaron con la política, en tiempos de la Restauración. Todos mis estudios han sido posibles gracias a mi trabajo personal.

Entre mis aficiones, salir al campo a ver pájaros.

—¿Cómo aprendió a escribir?

— Leyendo mucho y emborronando más.

—¿De qué forma llegó a ser un escritor reconocido? ¿Cómo consiguió publicar?
—Lo de reconocido yo no lo perseguí, pero sí que hay que dedicarle mucho tiempo a la promoción, para que tu obra se conozca, en este oficio, escribir solo no basta.

—¿Cuáles fueron sus primeras lecturas, o las que más le impactaron en la infancia?
— Me impactó una edición de Las mil y una noches. Pero leía muchos tebeos.

— Algún autor o libro que le haya marcado especialmente.

— Creo que Antonio Machado, Borges, Frazer...

—¿Cuándo se sintió escritor?

— No recuerdo un momento especial. Fue más bien un proceso.

— Don Antonio, ¿cómo vive usted su éxito? ¿Le gusta verse reconocido por la calle, que le pidan autógrafos, que lo inviten a actos culturales o prefiere aislarse en la intimidad de su casa?

—No soy tan famoso como todo eso, y en realidad me da miedo pensar en una celebridad de ese tipo. No, por fortuna dispongo de una vida privada, de la que soy muy celoso, y claro que me gusta que la gente que lee me conozca. Eso es fundamental para un escritor.

—D. Antonio, es usted bien parecido; pienso que ha debido tener éxito en su vida social y sentimental. En la foto de su blog parece una estrella de cine de los años cincuenta, estilo Frank Sinatra, Gary Grant o Alan Lad

—Favores que usted me hace.

—¿Es usted feliz realmente o esconde detrás de su éxito la soledad del triunfador? (La soledad del cargo, dicen los políticos).

—Dice Lacan que nada se logra sin dolor.

—¿Qué significa para usted la creación literaria? Mientras escribe una nueva obra, ¿teme que luego pueda no interesar al público o pasa de ello?

—Con cada nueva obra uno se siente primerizo. Nunca se sabe qué va a pasar.

—¿Qué le empujó a escribir cuentos, en vez de novelas? ¿Qué futuro le ve al cuento como género literario?

—También he escrito novelas: Variaciones para un saxo, Un lugar parecido al Paraíso, El bosque de los sueños (sueños IV y V).

En España el cuento sigue siendo el ceniciento de la literatura.

¿Qué elementos de un cuento/novela/poema le preocupan más a la hora de escribir?

De una novela, que sea creíble. De un poema, que sea memorable.

—¿Qué les dice y aconseja a los alumnos de los centros de enseñanza que visita acerca de los cuentos?

—Que se pongan buscar ellos mismos en la memoria de sus abuelos.

—¿Cree que en nuestros días alguien pueda tener el éxito que ha cosechado usted desde hace treinta años con su colección de “Cuentos de la media luna”, o son las novelas las que tienen futuro?

—Mis Cuentos de la Media Lunita o Cuentos al amor de la lumbre, son un trabajo especial. En realidad el éxito no es mío, sino de los cuentos mismos, los de tradición oral, que andaban bastante perdidos.

— Hace un rato, usted leía su cuento El bello durmiente, y se le notaba feliz, como si realmente viviera las escenas que cuenta, ¿escribe usted para sí mismo o para el público? Me explico: ¿Escribe usted lo que le gusta, aunque no sea popular, o escribe de cara al público algo que sabe que se va vender? Y con relación a esto, ¿qué aconseja que escriban los futuros nuevos escritores?

—Yo nunca escribo pensando en el gusto de moda. todo escritor que haga eso fracasará, aunque venda mucho. En este país sigue habiendo mucho necio que confunde valor y precio.

—La juventud de hoy se hace adicta a los juegos de ordenador, el chat por intenet y los móviles ¿Piensa usted que las nuevas tecnologías acabarán con los libros? ¿Cree que poco a poco se abandona la lectura de obras literarias en favor de los juegos virtuales?

—Soñamos con que sean compatibles, las nuevas tecnologías y los cuentos. Pero el peligro es muy real. Lo mejor es aplicar el viejo principio: si no puedes vencer a tu enemigo, alíate con él. Quiero decir, hay que incorporar la buena literatura a los videojuegos.

—¿Cree que hoy por hoy, las redes virtuales han cambiado o están cambiando las oportunidades para los escritores noveles?

— Espero que sí, pero no ha que hacerse muchas ilusiones. Lo impreso sigue teniendo más prestigio.

—¿Qué consejo le daría a un escritor que desea empezar a publicar?

—Que tenga mucha paciencia y llame a muchas puertas. La historia liteeraria está llena de grandes libros que fueron rechazados por los mejores editores.

¿Cómo nacen sus novelas, o libros de cuentos, ensayos o poemas? ¿Los planifica de algún modo? ¿Sigue su inspiración espontánea? ¿Alguna vez se le ha ido más lejos de lo que pensaba?

— De las novelas y los cuentos me ocupo yo. De la poesía, se ocupa ella.

¿Son algunos de sus personajes un alter ego del autor? ¿Qué hay de usted en sus protagonistas?

—No, ni siquiera en Variaciones para un saxo, mi primera novela, aunque hay retazos míos.

—¿Le gusta abandonar la ciudad y alejarse del mundo editorial, académico y literario de vez en cuando para reunirse con ami@s de gustos y ocupaciones diferentes, lo que se conoce como “cambiar de aires”, o sólo se reúne con personas afines en los gustos y en lo profesional?

—Por suerte, tengo muchos amigos, a pesar de que el mundo de los escritores es bastante difícil.

— Y las preguntas más incómodas:

A) ¿Se puede considerar plagio a publicar obras antiguas, milenarias, de las que se desconoce su autor?

—No es ningún plagio. La ley de propiedad intelectual reconoce el derecho de las adaptaciones. Si por eso fuera, casi nadie podría suscribir derechos de autor. La historia literaria es una larga cadena de adaptaciones.

B) Sabiendo la mala reputación que tiene el plagio, ¿no cree que el modificar y actualizar cuentos antiguos de autores desconocidos resta merito a la publicación de una obra?

—Yo no modifico ni actualizo. Mi trabajo es bastante más complejo; se basa en la teoría del arquetipo, que está explicada en mis libros teóricos: Los cuentos populares o la tentativa de un texto infinito (puede consultarse en mi página web: www.aralmodovar.es) y El texto infinito.

—Por último: ¿Qué le diría usted a los que escriben en foros literarios como Prosofagos porque sueñan con ser escritores e intentan aprender, compartiendo y aceptando sugerencias y críticas de sus textos?, ¿qué deben hacer para lograr sus sueños?

—Que acabarán teniendo más lectores que otros. El futuro literario también está en la Red.

—¿Qué consejos le daría a una persona que intenta mejorar su escritura?

—Que deje reposar los textos, hasta casi olvidarse de ellos.

—Pues no le entretengo más, don Antonio. Me siento muy feliz y muy agradecido por el honor que me hace al concederme un momento para hablar con usted sobre estos temas tan interesantes. Ha sido un verdadero placer, muchas gracias.

—Muchas gracias a usted. Ha sido un placer.

Para conocer la obra de D. Antonio Rodriguez Almodóvar, pinchar en estos enlaces:

http://www.aralmodovar.es/antonio_rodriguez_almodovar.php

http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Rodr%C3%ADguez_Almod%C3%B3var

http://www.casadellibro.com/libros/rodriguez-almodovar-antonio/rodriguez2almodovar32antonio


Safe Creative #0812071731611

Entrevista publicada en varios foros literarios y en la página de noticias universales de Poetas del Mundo
http://www.poetasdelmundo.com/noticias.asp

12 comentarios:

  1. Una buena entrevista con preguntas muy interesantes.
    Parece que todos los autores noveles llevamos dentro un periodista...
    Si te pasas por mi blog encontrarás también un par de entrevistas: una a Rosa Montero y otra a Oscar López.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me paso a dejarte un besito: Un besito!
    Jejeje!

    Feliz puente!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus amables palabras, Lola.
    He pasado por tu blog para leer tus dos entrevistas y he visto qcon sorpresa que tienes una de las canciones que más me gustan: la de Barcelona 92.
    Tienes razón en esa pasión por las crónicas, el contacto con la gente que tenemos los que aspiramos a ser escritores.tengo varios artículos sobre ello aquí. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ja,ja,ja,Lamas, otro para ti!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Juan, aquí estoy para seguir esa Bienal en la que has estado y que nos estás ofreciendo ahora en el blog. Cosa que te agradezco, porque así me has aproximado allí y, la verdad, ha sido un gustazo.

    Estupenda entrevista, muy bien hecha. Me imagino lo que sería estar delante de un autor de esta talla, Premio Nacional de Literatura Infantil, nada menos. Me parece una labor encomiable la de investigar y copilar esos cuentos que de otra forma se pueden perder en los tiempos. Es un rico patrimonio cultural. La pena es que los cuentos sean la cenicienta de la literatura en este país. A mí me encantan, la verdad. Y me gustó mucho ese título tan evocador que lo dice todo, "Cuentos al amor de la lumbre". Lo buscaré para leerlo.

    El marco no pudo ser mejor, al calor de una chimenea. Como ya te dije en otros comentarios, el lugar es precioso, tiene algo mágico. Me alegro de que hayas podido compartir estas interesantes jornadas y tener la oportunidad de conocer y entrevistar a Antonio Rodríguez, con un resultado más que interesante.

    Te felicito por haber conseguido realizar esta interesante entrevista. No sabía que tuvieras dotes periodísticas, amigo. No sé si sería por el anís, jeje, o el calor de la chimenea, pero se te da muy bien :).

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:12 p. m.

    Hola Juan, te doy la enhorabuena por una entrevista bien hecha y con estilo. Y, te hago sabedor de mi envidia por tu suerte.

    Un abrazo,

    Alejandro.( Fulgencio)

    ResponderEliminar
  7. Hola, Margarita: ¡Qué alegría de verte por aquí!
    Muchas gracias por tus amables palabras, efectivamente, fue un honor y un placer para mí asistir a la Bienal y conocer en persona a tan ilustre persona como es D. Antonio R. Almodóvar.
    Como él dice, también ha escrito novelas, aunque yo sólo recordaba sus cuentos.También pienso buscarlas cuando vaya a la biblioteca.
    No tiene mérito conseguir la entrevista; don Antonio se prestaba muy amablemente a responder cualquier pregunta de los asistentes y yo aproveché esa disposición.Tú también lo hubieras hecho.
    ¡El anís y los polvorones sí que se me dan bien!
    Nos seguimos leyendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola, Fulgencio, me alegro mucho de encontrarte aquí,y te lo agradezco mucho así como tus valiosos y valientes comentarios en el foro.
    Bueno, no todo es tener suerte: hay que estar dispuesto a hacer setenta kms bajo un temporal de lluvia y fuerte viento para asistir a la conferencia del ilustre invitado. Lo demás, con la euforia, llega solo.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Que tiemble Jesús Quintero, aquí viene Juan Pan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Juan:

    un gusto leer esta entrevista que debe ser para ti motivo de animo e inspiración para seguir adelante.
    platicamos pronto en el msn

    un abrazo mario

    ResponderEliminar
  11. ¡Ja,ja,ja,! Manuel, ¿Luís Quintero? ¡Ay!, si no fuera por el "Risitas..."

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Gracias, Mario! Efectivamente es motivo de alegría y ánimo para continuar.
    Avisa para quedar en MSN y que sea a una hora buena para todos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar