martes, marzo 22, 2011

ME VOY DE VACACIONES

Querid@s amig@s:

Durante unos días, mi esposa y yo estaremos en Granada. Allí espero conocer personalmente algun@ de vosotr@s en el IV Encuentro de Poesías en la Red y compartir de viva voz nuestros poemas y experiencias, pasando unas horas juntos visitando lugares típicos y de copas.

Intentaré traer el coche lleno de fotografías para compartirla aquí con ustedes. Espero que no me denuncie la Guardia Civil de Tráfico por traer fotos, dada su insaciable voracidad recaudatoria. Una vez me denunciaron por conducir llevando un plátano dentro de la oreja.

Iba yo tan tranquilo escuchando la radio a todo volumen —claro, con el plátano dentro del oído no me enteraba— cuando de pronto me adelantó un motorista y me hizo seña de que parase. Antes de preguntar nada, sacó su libreta de multas y comenzó a escribir; luego me pidió la documentación.

—¿Qué pasa, guardia, he hecho algo mal?

Y el agente que empieza a mover los labios y a gesticular como si estuviera lelo.

—Hable usted más alto, por favor, que con el plátano no me entero.

Y el tío va y me da un manotazo que lanzó el dorado fruto contra el parabrisas, y luego dijo:

— Está usted conduciendo temerariamente.

—¿Yooooo? ¡Pero si iba a 90!

—No es eso: al llevar ese objeto en la oreja provoca distracción en los otros conductores y puede ocasionar un accidente grave. —me dijo el tío que había escondido tras las enormes gafas de sol.

—¡Pero eso no está prohibido! Lo que está es llevar en la oreja el teléfono móvil respondí yo muy exaltado.

Para nada, el tío fue inflexible y se hartó de escribir en la libreta. Me aseguró que además de la multa me iban a quitar hasta los puntos que me dieron cuando me operaron del apéndice.

Y cuando llegué a casa me puse en contacto con www.todomultas.com, esa agencia que promete quitar las multas, y le expliqué el caso. Según me han dicho voy a ganar, pues en el Código de Circulación no dice nada contra los plátanos. Además, tengo el apoyo del Presidente de la Comunidad de Canarias, que se ha tomado el incidente como una afrenta a su Comunidad y una discriminación a su fruto emblemático.

Bueno, perdonad que haya desvariado un poco. Cuando uno se hace mayor pasan cosas raras: a unos se les va la memoria, y otros, como es mi caso, lo recuerdan todo aunque no sepan luego de qué esté hablando y se pasen de Sierra Morena al jamón de Jabugo. Lo que os quiero decir es que el kiosco va a estar inactivo diez días y tampoco voy a poder visitaros. Sed generosos conmigo y no me lo tengáis en cuenta.

Abrazos.

16 comentarios:

  1. Que lo paséis muy bien.
    Luego nos lo cuentas eh?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que seas muy feliz y tu señora también, disfruten de todo lo bello de la vida.
    Besos
    mar

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja...la historia del plátano está genial. Me has recordado aquellas historia delirantes de Gila donde todo podía pasar. Ten cuidado con las fotos que traes, no vaya a ser que te denuncie Ramoncín.
    Un abrazo y que os lo paséis muy bien. Granada...qué envidia...

    ResponderEliminar
  5. Pasadlo bien!! Qué gustazo irse a Granada, de verdad. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Para mí que el policia de tránsito queria el platano para comerselo y no sabia de que manera decirleto.. jajjaja
    Que lo pasen lindooooooo!!!
    Y besos a todos.... en Granada tierra soñada por mi... algo asi dice la canción no???
    Besos a tu alma, muchos, muchos!!!

    ResponderEliminar
  7. Juan que pase unos felices días de vacaciones.
    Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  8. Animo Juan:
    siempre al llegar de algún lado traes una serie de cosas para platicar que da gusto.
    disfruta estos días y luego nos platicas.

    hasta pronto

    ResponderEliminar
  9. Je je je........que historia!! me sacaste una sonrisa.

    Disfrutar de las vacaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Buen viaje! A disfrutar de Granada.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Ya nos contarás.
    Un abraciño

    ResponderEliminar
  12. jajajajajajaja solo tu Juan para tener una idea como esta jajaja un plátano en el oído...

    Que lo disfrutes y luego nos cuentas como fue.

    Besos
    Flor

    ResponderEliminar
  13. No creas, que a alguno se le habrá ocurrido lo de llevar un plátano en la oreja :-)

    Diviértete!

    ResponderEliminar
  14. Estoy segura que te lo vas a pasar estupendamente en compañía de buenísimos poetas. Ya nos contarás. Un abrazo muy grande y hasta la vuelta. Ah la historia muy original y divertida, pero sobre todo verídica. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Deseando estoy que vuelvas y nos cuentes.
    Pasalo bien y disfruta con y en esa preciosa ciudad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Demasiadas multas son un plátano, por lo menos.

    Disfrutad el viaje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar