jueves, junio 02, 2011

EL INOCENTE, la Película


SINOPSIS PUBLICADA EN LA RED:
La película nos relata la historia de un abogado que se mueve con desparpajo para ganar sus casos. Un día, se le encarga que defienda a un treintañero que proviene de una adinerada familia, pues es acusado de haber golpeado a una prostituta. Él lo niega, si bien su letrado pronto realizará un descubrimiento relacionado con un proceso del que se ocupó tiempo atrás. “El inocente” nos presenta a un individuo creído y en principio muy seguro de sí mismo al que no parece importarle nada con tal de obtener la victoria en los juzgados. Sin embargo, el filme introduce un interesante punto de inflexión, quizás de una manera un tanto brusca, que nos permite observar los verdaderos sentimientos del protagonista, quien, por una vez en su vida, antepone la honestidad a la falta de ética (y es que por fin observa a clientes y víctimas como las personas que en realidad son).


A pesar de los lugares comunes por los que transita la cinta, éstos se perdonan si tenemos en cuenta la agilidad de la narración y la sólida puesta en escena de Brad Furman, quien, dado el material con el que trabajaba, fácilmente podría haber recurrido a una realización más propia de un telefilme que de una producción cinematográfica. A todo ello hay que sumar su espléndido casting, comenzando por un Matthew McConaughey que sabe rebajar el descaro de Mick Haller según avanza la trama. Ryan Phillippe tiene que hacer lo contrario, ya que su pose de niño bueno se convierte luego en una consistente y para nada histriónica muestra de la villanía oculta en el alma de un ser humano. Eso sí, lástima que a Marisa Tomei le hayan dado un papel al que le falta cierto contenido (William H. Macy no aparece mucho en pantalla y, sin embargo, da vida a un individuo bastante más sugestivo).


MI OPINIÓN PARTICULAR:

«Qué hermoso sería el burro si no existiera el caballo»
Me ha venido a la mente esta vieja frase al iniciar mi comentario sobre esta película. Sería excelente si no existiesen otras como “La tapadera” o “Testigo de cargo”, cinta que vi en mi adolescencia y me llevó a inclinarme por estos temas judiciales.

A mi esposa le ha encantado, a pesar de que ella está saturada de temas de detectives y abogados, pues cada día sigue los episodios de la Sexta “Mentes criminales”, La Navi Investigación" o los de "Bone".

A mí me ha dejado un sabor agridulce: está muy entretenida y lleva un ritmo trepidante que mantiene tenso al espectador, ofrece buena música, excelente fotografía y protagonistas de muy buen ver; pero resulta poco original.

Una vez más se pone en evidencia al sistema judicial americano: los ricos salen inmaculados de las acusaciones de sus víctimas, mientras la policía endosa sus crímenes a pobres delincuentes callejeros, incluso aportando testimonios falsos y manipulando pruebas.
La escena del asesino amenazando veladamente al abogado con que sabe en qué colegio estudia su hija, a qué hora sale y que va a jugar un partido es algo demasiado trillado.
Hay cosas que no me convencen: que una persona esté apuntando al protagonista a tres metros y dispare y sólo le hiera en un costado, mientras éste, que nunca ha disparado, desde el suelo se gire, saque el arma que acaba de comprar y de un certero disparo mate al otro no me resulta muy creíble, la verdad.

El que asesinen a su principal colaborador cuando éste hace un importante descubrimiento es algo demasiado visto en esta clase de películas.

Su esposa es una bellísima mujer que trabaja en la misma sala del tribunal como defensora de la parte contraria. Están divorciados, pero acaban siempre juntos en las salas de fiestas y en la cama. Más que un divorcio parecen vivir un romance.



Durante el juicio, poco antes de que el jurado pase a deliberar, la policía presenta un nuevo testigo que inclinará la balanza en su favor, incriminado al cliente que defiende el abogado; pero éste sale de la sala, llama por teléfono a una amiga y le dice: “Preséntate aquí en una hora”. No le dice nada más. Sin embargo, ella llega en el último minuto, cuando el juez va a pasar a otro caso, y aporta un voluminoso dossier que incrimina y desautoriza al nuevo testigo que ha presentado la policía. ¿Cómo sabía ella que debía investigar precisamente a ese testigo y aportar el dossier? En esta cinta creo que faltan algunas cosas y sobran otras.

Aparte de eso la pelicula, ya lo dije antes, está muy entretenida. Quizá influya mucho la pantalla grande. En la pequeña, no dejaría de ser un telefilm más.


¿Cómo puede dormir tranquilo un abogado que logra declarar inocentes a asesinos sabiendo que son culpables? Esta pregunta, que le hace el inspector de policía al abogado protagonista de esta película, me la he formulado yo varias veces en casos como el de Marta del Castillo, la joven violada y descuartizada en Sevilla, cuyo cadáver no ha aparecido porque el abogado del asesino le prohibió a su cliente decirlo, sabiendo que si no hay cadáver no hay pruebas del delito.


Ignoro cómo le va a esta película en las sala españolas pues a la hora en que la vi todas las 14 salas estaban casi vacías. Miércoles, día del expectador, en la función de las 18 horas, sólo siete personas vimos la película en esta ciudad.


Puntuación del 1 al 10: yo le pondría un 7.




18 comentarios:

  1. No pienses que estamos tan lejos del sistema judicial norteamericano.
    Ayer absolvieron de homicidio al yerno de la rica familia Tous.
    Lo absolvió un jurado por 6 votos contra tres.
    Ha tenido una defensa muy buena.
    Si hubiera sido pobre no la hubiera tenido y hubiera sido condenado.
    Con dinero puedes contratar los mejores peritos, abogados, psicólogos, etc. y conseguir informes técnicos convenientemente favorables.
    Sin dinero no consigues ni los buenos días.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah!, ¿pero aquí tenemos sistema judicial? Como el antiguo Alcalde de Jerez, Sr. Pacheco, dijo que la Justicia era un cachondeo, y en vista de las sentencias que salen a la luz, yo creí que no había nada parecido a eso que llamamos sitema judicial.
    Gracias, Toro Salvaje, por tu visita y comentario.Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Me agrada que comentes las pelis, así sé de qué van antes de meterme en un bodrio.
    Esta quizás la vea. A mí me pasa como a tu esposa que me gustan las series de detectives y acción.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pués ya no necesito verla. Si alguién me pregunta si yo ya la vi, yo digo que sí y hasta le cuento la trama jajajaja.

    Tengo tantas peliculas grabadas uno de estos días tengo que empezar a verlas.

    Juan has traído mi regalito?

    Besos
    Flor

    ResponderEliminar
  5. "El inocente", en mi opinión, es una buena película por encima de la media.
    Yo empecé a verla sin mucho interés ya que era algo tarde y me tuvo pegado al sillón hasta los títulos de crédito. No tiene nada nuevo pero engancha, y el Matthew en el mejor papel que le visto.
    Yo, si la comparo con "Testigo de cargo" le doy un 4 pero por ella misma también un 7.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. María,pues entonces te gustará igual que le gustó a ella. Había otra española que anuncian mucho por la tele, pero a mí el cine que tiene que ser subvencionado y con cuotas obligatorias de pantalla no me gusta. Una película buena se vende sola, no necesita ayudas del Gobierno que pagamos todos.Y las españolas,salvo alguna notable excepción, tienen todas el mismo guión: Profusión de tacos, mucho sexo enloquecido y chistes viejos escenificados.
    Ya me enterao que estás en la feria, guapa.¡Anda que te vas a poner buena de manzanilla!Un beso

    ResponderEliminar
  7. Te equivocas, Florecilla, no es lo mismo verla que te la cuenten (aunque creo que no te he contado más delo que dicen en el trailer y la propaganda oficial), como no es lo mismo ver al/la protagonista en una foto que tenerla en la cama.
    Tu regalito lo tengo guardado, ya te expliqué. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Juan Risueño, pues tienes razón después de todo. Es buena película aunque las he visto mejores. Me alegro de que coincidamos en la puntuación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hay que ver esta película.
    Besos Juan

    ResponderEliminar
  10. Hola!!!!

    Pobre Carmen, que le haces ver todas esas pelicular, que nada tienen que ver con la sensibilidad, jijiji
    Debe ser muy interesante pero me quedo con tu frase “Qué hermoso seria el burro, si no existiera el caballo”…
    Buena, larga vida y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  11. Si la ves, ya me contarás, Marían. Muchas gracais por tu vista. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Común, es Carmen quien las elije. Esas películas le dan ideas para desahacerse de mí; pero yo esyoy vacunado contra el tifus, la malaria y muchas más cosas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  13. ¿Que cómo puede un abogado dormir tranquilo después de haber conseguido hacer pasar la mentira por la verdad?

    Sólo se me ocurre que no son "humanos". Sálvase el que pueda, pero me parece que están al mismo nivel del león que es capaz de matar a sus propios hijos por echar un polvete otra vez con la hembra, que sólo se pone en celo cuando sus hijos mueren o están ya criados. O sea, que los abogados están todavía en un nivel evolutivo inferior, más cerca del animal que del hombre. Lo importante es ganar, sin importar lo que haya que hacer para conseguirlo.

    Y lo dicho, que se salven los honestos, que haberlos habráilos.

    Abrazos, Juan.

    ResponderEliminar
  14. me gustaría verla y diciendo la verdad conozco al acgor y solo viéndolo a él la película se salva ajajajaj!!! buenas noches amigo!

    ResponderEliminar
  15. Sí que hay honestos, querida amiga Ana, yo por ejemplo; pero no ejerzo, me declaro indignado.
    Un besito y feliz domingo

    ResponderEliminar
  16. M.Susana, lo mismo me ha pasado con la artista: mirándola a ella se me pasó el tiempo volando. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:11 p. m.

    Juan, yo no he visto esta pelicula, pero ha llamado mi atencion despues de leerte..Gracias amigo.

    Un abrazo fuerte..de tu amiga muy lejana que no te olvida y otro beso para Carmen

    May

    ResponderEliminar
  18. ¡Gracias, May! Carmen ya está mejor, hoy el han quitado la escayola.Un beso. Nos vemos

    ResponderEliminar