martes, agosto 30, 2011

MORITURI


El pasado fin de semana comencé a leer esta novela en mi ordenador. Me gusta más el libro de papel: es más íntimo, más cálido, se siente el olor y la huella que han dejado en él todos los que han contribuido a su publicación. El libro electrónico es más frío, no huele, no se toca ni te puede hacer pasar unos buenos momentos en el sofá o en la cama.

Mi hijo David dice que no es cierto, que él se lleva sus libros al trabajo, al campo a la playa y a todas parte en su IPAD. Yo ese aparato aún no lo tengo, pero creo que acabaré comprándome uno. De momento, leo en el ordenador.

Y como les dije en una entrada anterior, en el portal www.24symbols.com se pueden leer gratis. Entré, pues, en dicha página y vi una lista muy atractiva de novelas. Entre ellas estaba la mía, ”La pista del lobo”, que obviamente no iba a volver a leer porque la tengo más vista ya que al cartero de mi barrio; pero os la recomiendo: os va a encantar

De entre todas novelas que presentan me llamó la atención esta portada porque muestra una vista nocturna del Coliseo Romano, un lugar que he visitado un par de veces y cuyas fotos publiqué en este blog en el archivo de noviembre de 2006.

Por eso más que nada la elegí. Me interesaba saber qué decía el autor sobre este famoso lugar de ocio, pues yo sólo conocía lo que había visto en las películas y en los libros: un siniestro lugar en el que se echaban los cristianos a los leones, donde los gladiadores luchaban entre ellos y donde se ajusticiaba a los criminales.

Con la novela de Francisco Gijón me he llevado una grata sorpresa: no me esperaba una obra tan instructiva y a la vez tan amena en la que, además de aprender todo sobre la estructura del edificio y las costumbres de una clase dominante y degenerada, he asistido a una trama maquiavélica para derrocar al Emperador.

Lo primero que he sentido a medida que me adentraba en las páginas del libro es admiración por el enorme trabajo de investigación que ha debido realizar el autor para reunir tanta información.

Al contemplar las ruinas del Coliseo durante mi visita a Roma nunca imaginé que la arena del colosal teatro se pudiera convertir en pocas horas en un lago con barcos cargados de ninfas y remeros que bogaban hacia una pequeña isla artificial poblada de árboles que habían montado en medio. Todo ello solo para interpretar una obra lírica. Un lago cuyas aguas ocultaban en el fondo a cocodrilos. Una vez terminado el espectáculo, el lago se vaciaba en pocos minutos a través de las compuertas y alcantarillado subterráneo.

Cientos de esclavos trabajaban en el coso limpiando la sangre, acarreando arena limpia, sacando cadáveres y sirviendo en algunos casos como diana para las flechas del emperador.

La gente vivía para ver correr la sangre y hacer apuestas sobre quién sería el vencedor en cada combate, y el emperador, deseoso de complacer a las masas y de ocupar una página de la Historia por la originalidad, grandeza y calidad y de los juegos, se esmeraba en que cada día el espectáculo se superase: orgías sexuales, sexo con animales, obras de teatro, niñas violadas y entregadas a las fieras... Los escenarios se suceden con detalles escabrosos, tan cruel y diabólicamente imaginados y llevados a la práctica que el lector, sobrecogido de espanto, se pregunta cómo pudo incurrir un imperio tan culto y poderoso en tamaño salvajismo.

Corridas de toros y charlotadas también tuvieron su espacio en el gran teatro, lo que me demuestra que el divertirse a costa del sufrimiento de los animales viene de antiguo.

Después de unos primeros capítulos de introducción, llevándonos a conocer las calles de Roma, sus habitantes y sus costumbres en la época en que se desarrollan los hechos, el autor introduce la trama de unos cuantos senadores para eliminar al Emperador. Siguiendo los pasos de los conspiradores, el lector se encuentra enganchado y no puede dejar de leer hasta el final.

El desenlace lo encuentro un poco precipitado, me he quedado con la sensación de que faltaba algo más.

Me ha gustado mucho, y he aprendido mucho. Ahora, cuando vuelva a visitar el Coliseo con mi cuñado Benedetto y mi sobrina Patricia, tendré muchas cosa que contarles que creo ellos ignoran aun siendo ambos romanos.

En el anexo final, el autor Francisco Gijón menciona las fuentes especializadas que ha investigado para crear tan laboriosa obra, éstas dan fe de la veracidad de los hechos narrados.

Un libro que todo amante de las intrigas, vicios y virtudes de los personajes que escribieron la Historia con sus inapelables decisiones no puede dejar de leer.

22 comentarios:

  1. Parece muy interesante.
    Hay tanto para leer y tan poco tiempo...

    No soy partidario del libro electronico y menos en IPAD, en EBOOK tampoco pero como mínimo no cansa tanto la vista por el tema de la tinta electrónica.

    Prefiero el libro de toda la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Si te acostumbras con los libros electronicos con lo que te gusta leer siempre estarás enganchado en la lectura.

    Sera?

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan.
    El Coliseo para mí es un lugar siniestro, comparable a Auswitch.
    Un lugar de preciosa arquitectura que no hubiera pasado nada si se hubiera desintegrado en el tiempo. pero bueno, ahí está para muestra ya que en muchas cosas no hemos cambiado.

    Por otra parte veo que lees como un poseído. Leer engancha -lo sé por mí aunque no ahora-, es una droga
    que deberían probar muchos jóvenes en lugar del estramonio ese del demonio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene buena pinta el libro, me pasaré por 24symbols.
    En vez del iPad esperaré a que salgan ereaders decentes, me llama la atención lo de la tinta digital que impide que se te cansen los ojos con la lectura, cosa que con el iPad y similares sí sucede.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No creo que pueda acostumbrarme a los libros digitales, yo soy de las que les gusta mimar los libros y embelesarme mirando la estantería y volver a leerlos, los más viejos me trae el aroma de los recuerdos de cuando fueron leídos. Por eso creo que los de papel son insustituibles.
    Aunque también lo digo de la fotografía en papel y hace muchísimo que no relevo ningún carrete (de alguna manera los momentos de compartir fotografías con un buen café perdieron la mágia)
    Un besito Juan y recuerdos a Carmen.
    Pd: Te he escrito varios emails y no has respondido tienes problemas con el correo?

    ResponderEliminar
  6. Juan:
    Comparto con muchos la idea que el libro en papel es muy bueno pero ya me estoy haciendo a la idea que el digital no es malo, Salva la vida de muchos arboles, es mas económico y en ocasiones gratuito, solo que una cosa lleva a la otra es mejor tener la tecnología para transportarlos y leerlos en cualquier parte, una amiga me dice que con esos aparatos modernos ella puede cargar muchos libros sin problema algunos e incluso leer varios a la vez y una maravilla puedes cambiar el tamaño de la letra para que se adapte a tu visión.
    Mientra tenga libros en papel los seguiré leyendo y cuando necesite leer en la pc pues lo haré.

    Hasta pronto Mario

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7:23 a. m.

    。♥ Smareis ♥

    Passei pra conhecer seu blog, e gostei muito do que você escreveu. Também gosto muito de ler, e o livro de papel é melhor de ler. A gente sente aquele cheiro e são muitas marcas daqueles que ajudaram na publicação.O ebook é mais frio, não tem cheiro, não toque ou você pode ter um bom tempo sobre o sofá ou na cama. Concordo com você. Gostei de ler, gosto de história de suspense. Embora triste demais. Gostei do seu blog e vou te seguir. Convido pra conhecer meu blog e me seguir se gostares. Um abraço!

    ResponderEliminar
  8. Yo soy incapaz de leer un libro en el ordenador.
    Prefiero como tu el libro en la mano, aparte de que es un rato empleado en sosiego, en relax, lo que con el ordenador no logro.

    Muy buena la descrición que has hecho, invita a leerlo.

    ResponderEliminar
  9. Toro, gracias por tu aportación.Ya dije que yo también prefiero el libro en papel, pero aquí lo leo gratis.
    Por otra parte, decimos que el libro electrónico cansa la vista. ¿No pasamos el día leyendo en el ordenador? ¿qué diferencia hay en que leamos un libro poco a poco o los blos de los amigos?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Flor, ya etoy engancahdo, me paso el día sentado delante de la pantalla escribiendo o leyendo. Da lo mismo leer poemas y relatos en los blogs que leer una novela.Un beso

    ResponderEliminar
  11. Juan Risueño,cuando visité Roma el Coliseo estaba cayendose a trozos, con el paro que había en Italia entonces, no entiendo como no pusieron a tres o cuatro mil albañiles a lucir paredes y poner ladrillos.
    Pues sí, aquí todo el día leyendo de todo: periódicos, revistas,libros... y respondiendo mensajes y correos. Por eso pregunto: ¿por qué no leer una novela electrónica si de todas formas me canso la vista con ete chisme?Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola, Jesus: yo también esperaré a ver si sale un aparato mejor para leer. Los de Kinler Amazon no pueden leer los libros de 24symbols, según he leído en los comentarios de los lectores de esta página.Y en Kinler todo lo que ofrecen es pagando, sean diarios, revistas o libros. En fin, estaré atento a las novedades del mercado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola, Oreadas, a mí también me gusta abrir mi librería y contemplar el millar de libros que guardo, algunos con más de treinta años.
    También tengo cajones llenos de álbumes fotográficos, que ya rara vez miro. Hay que reconocer que los tiempos cambian y el futuro es la electrónica.
    No he recibido ningún correo tuyo en dos meses, ya pensaba que te habías molestado conmigo por algo, pues los tres correos que tengo funcionan perfectamente. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Smareis, gracias por tu visita. Yo también visitaré.Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Chary. Te deseo suerte en el concurso de blogs. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Así es, Mario. El Ipad de mi hijo venía con 1000 libros incluidos, una verdadera biblioteca que cabe en un artilugio que pesa 200 gramos y lo puedes llevar en el bolsillo a todas partes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me gustan mucho los libros de papel y tengo muchos. Algunos guardados en maletas. Ya no abro las maletas hace mucho tiempo. Quien sabe si las polillas ya los "leyeron".

    Siempre digo que tengo que regalarlos a Instituiciones pero me da pena. Tengo que hacerlo.

    Ahora no puedo comprar un ipad. Voy esperar que queden más baratos.

    Es verdad Juan, leer en el Pc es como leer los blogues. Y peliculas?
    Tengo muchas guardadas. Las tengo que ver para borrarlas porque llenan mucho.

    Besos
    Flor

    ResponderEliminar
  18. Flor, hace unos diez años se inauguró el local de la Asociación de Vecinos del barrio y regalé dos cajas de libros para colaborar en la creación de una biblioteca.Después he necesitado alguno y fui a buscarlo para anotar los datos que necesitaba y no lo he encontrado. La gente o el encargado los coge y no los devuelve, ja,ja,ja. Un beso.
    Películas sí que no veo en el PC, las veo en el televisor de 40 pulgadas. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola amigo Juan:
    La verdad es que no me he leido ningun libro en el ordenador; incluso cuando se trata de leer alguna de mis historias mas largas, estilo novela, la vista se me cansa mucho. Por otra parte, coincido contigo en que la magia del tiempo, el olor, el tacto... son perlas de las que no se pueden disfrutar a traves de una pantalla.
    En cuanto al libro que cuentas, parece intetesante. Como si al leerlo se pudiera viajar atras en el tiempo y ver con todo detalle lo que ocurria en ese lugar.
    Ultimamente estoy leyendo mucho, asi que hare la prueba de leer por aqui.
    Disculpa la ausencia de tildes; te escribo desde el movil.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. Juan:
    Una amiga española radicada aquí me presento una idea para los libros ya leídos.
    Se trata de lo siguiente:
    Consigues el libro.
    Lo lees.
    Escribes una leyenda que diga que es un libro libre y lo dejas en algún lugar donde alguien lo pueda tomar y leer para luego a su vez dejarlo para que otro lo tome y lo lea.
    me gusta la idea porque luego se llena uno de libros que tal vez nunca vuelva a leer y que de esta forma mas gente puede aprovechar su lectura.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Lady Luna! Molando de móvil, ¿eh? Pues si es un Blak Derry también puedes leer esa novela y la mía, ja,ja. El mío es un Nokia 6x y no se puede, veo las portadas, pero cuando pincho en "leer" se pone la pantalla en negro.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Mario, esa idea ya la conozco: hace tres años me envió un libro un compañero del foro El Recreo, Julio Pez.Lo leí y lo dejé en un banco del parque.Bueno, si te quieres deshacer de los libros los puedes entregar en alguna asociación u ONG. Aquí una vez la Asociación de Vecinos enviamos varias cajas de libros a una misión de Bolivia.
    Un abrazo, amigo, y feliz día.

    ResponderEliminar