jueves, noviembre 10, 2011

MI NIETA

Hemos recibido una foto de mi nieta y a la vez que nos ha llenado de felicidad verla tan bonita y sana, se nos ha roto el corazón porque se encuentra tan lejos que no podemos disfrutar de su presencia ni de su cariño. No la  vemos desde el mes de mayo. La última vez que estuvo aquí, hace un año, fuimos tan dichosos que en los días siguientes a su partida fuimos presos de la depresión, tal era nuestra desgracia. De aquellas fechas procede este poema:



Esta mañana temprano
la niña se ha despedido,
con unos cuantos besos,
y en un coche se ha ido.

La abuelita se ha quedado
Mirando desde el balcón
con lágrimas en sus ojos
Y destrozado el corazón.

"Abuelita yo te quiero
Ven conmigo a Castellón
Para darte mi cariño
y alegrarte el corazón"

Su nieta es lo más bonito
que lleva en el corazón
Viva como una gacela
Y tierna como una flor.

"Abuelita yo te quiero
Ven conmigo a Castellón
Para darte mi cariño
y alegrarte el corazón"

El reloj siguió adelante
Sin ninguna compasión
Llegó el cruel momento
De la separación.

"Abuelita yo te quiero
Ven conmigo a Castellón
Para darte mi cariño
y alegrarte el corazón"

"No llores más abuelita
Porque pronto volveré
No llores más abuelita
Yo te daré muchos besos
Y en tus brazos dormiré."


30 comentarios:

  1. Muy bella nena, que alegría y que orgullo tenerla como nieta.

    Felicidades Juan!

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Juan!!!
    Que bonita es... imagino cuando dolor de tenerla lejos pero piensa que esta bien con sus papás y asi es la vida...
    Ya se... no hay palabras mias que puedan aliviarlos, pero qué tan lejos esta Castellón de donde tú vives... Vamos, date una vuelta por alla y dale carga al corazón de Carmen y al tuyo para seguir...
    El poema esta llenito de amor!!!
    Besos al alma de ambos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Carmen y Juan, que dichosos deben ser, con una niña tan llena de vida……está lejos, pero esta y eso es lo que debe contar.
    Y por aquí, esperando que algunos de mis tres hijos se dignen en hacerme abuela, algún dìa tal vez llegara, jijiji
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  4. Juan, los abuelos tenemos una sensibilidad especial, creo que acabamos en una interesante fusión con la infancia de los nietos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ay, Juan, un poema desolado y tierno.
    Tu nieta es preciosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Guapísima!! Qué penita tenerla un poco lejos, pero seguro que la quieres con toda el alma. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:57 p. m.

    Juan es bellisima tu nieta y el poema es precioso..me encanta..y yo se lo triste que se quedo la abuela..asi me quedo yo cuando me despido de mis nietos..es que con ellos se va un pedacito de nuestro corazon..

    Un abrazo fuerte mi querido amigo..

    ResponderEliminar
  8. Que pena Juan, no poder disfrutar de los nietos, entiendo muy bien tu sentimiento de tristeza.
    Lo único que podéis hacer es ir vosotros a pasar temporadas allí.
    Un abrazo Juan y animo que igual pronto vuelve a estar con ustedes.

    ResponderEliminar
  9. que palabras las que salieron de
    tu corazón y quedaron estampadas
    en este bello poema.

    un gusto pasar a leerlo Mario

    ResponderEliminar
  10. Hola, Diana, un placer tu visita, muchas gracias. Espero te haya gustado mi blog y regreses.Que pases un feliz fin de semana.Saludos

    ResponderEliminar
  11. Querida amiga Alma Naif, qué más quisiéramos que poder ir más veces; pero estamos a 900kms y además de lo cansado y costoso que resulta el viaje no podemos eludir las citas médicas y otros problemas. Espero verla en Navidad. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Por supuesto que sí, Común: algún día será abuela y te llevarás a tu nieto/a a enseñarle ese maravilloso país tuyo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  13. Antonio, es cierto lo que dices.Pero maldita la hora en que mi hija se fue a Castellón con unas amigas, ya va para diez años.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Juan Risueño.Cada vez que hablamos con ella por teléfono y nos cuanta sus cositas del colegio y sus amiguitas se nos saltan las lágrimas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Vero. No te quepa duda: la adoramos. Un beso

    ResponderEliminar
  16. ¡Gracias May! Me alegro de leerte. Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Marian, nos gustaría pasar temporadas allá; pero no puede ser. Espero verlas en Navidad. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Mario, muchas gracias por tus palabras.Seguimos en contacto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Está guapisima la niña.

    No te quedes triste, mira la niña como está feliz, cerca de sus padres?!

    Animo y limpia esas lágrimas.

    Besos y cariños
    Flor

    ResponderEliminar
  20. Claro, Flor, con sus padres... pero no con nosotros. ¿Por qué todos los abuelos vecinos nuestros disfrutan de sus nietos menos nosotros? Ésa es nuestra pena, que unos nacen con estrellas y otros estrellados. Un beso

    ResponderEliminar
  21. Esta es la maldición de vivir donde vivimos Juan, porque con lo bien que se está en esta tierra, con este clima, con esta tranquilidad y donde la gente (sin desmerecer por supuesto otra parte del mundo) es "en general" servicial y agradable, tenemos el mayor de los problemas que es la falta de trabajo. Ahora les estamos enseñando a nuestros niños que su única posibilidad es salir fuera. Ya no hablamos de Castellón sino de Londres, de Alemania. Todo eso está muy bien y es verdad que los que tienen el valor consiguen una buena vida profesional. Pero yo que en su momento sacrifiqué el trabajo en favor de la familia, me pregunto: ¿serán felices o se llevarán toda la vida añorando su rinconcito? Qué comedura de coco.
    Enhorabuena por esa preciosidad de nieta.

    ResponderEliminar
  22. Por Dios... que poema tan tierno, jo, si es que me emociona.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. gracias Juan, se me puso la pil de gallina (y no soy de river, jijiji, aquí al equipo rival de BOCA le decimos gallinas)....

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias, Mamen.La verdad es que uno se siente raro fuera de su tierra, pues nunca llegas a integrarte.Pero lo más triste para mí es tener cuatro hijos y ninguno en casa; todos se tuvieron que ir a trabajar fuera. Qué vergüenza de Autonomía que no es capaz de darle trabajo a sus hijos, y luego el 28 de febrero se les llena la boca en el banquete que da la Junta a sus políticos diciendo lo mucho que hemos progresado gracias a su gestión. Digo yo que se referirán a ellos mismos, que antes eran don nadies, picapleitos de segunda o simplemente hijos de políticos y ahora se han hecho ricos. Son una casta que sólo miran para ellos. Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola, Toro, gracias por tu visita. Yo mismome emociono leyendo lo que he escrito y recordando la escena. Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Un beso, Comun.Cuida esa piel, ja,ja,

    ResponderEliminar
  27. vaya que bellopoema y que hermosura de niña . Gracias por pasar por mi blog, es un gusto estar en el tuyo
    Cariños

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias, Imaginee.Saludos

    ResponderEliminar
  29. ¡¡Qué preciosidad!! *o* El poema y tu nieta ¡por supuesto!

    PD: ¡Eché de menos tu microrrelato en mi blog, Juan! ¡Sabes que mi blog crece cuando escribes tú en él! :P

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias, Lady Luna.Perdona mis prisas , estoy super agobiado preparando mi participación en el recital de Córdoba el día 25. Pero ahora regreso a tu blog y pongo algo para participar en el juego. Besos

    ResponderEliminar