viernes, marzo 30, 2012

EL CALPE QUINTAN´S, 25 AÑOS YA...

La próxima madrugada se cumple el 25 aniversario del hundimiento del Calpe Quintan´s, el barco de pesca que se hundió en algún momento de la noche del 30 al 31 de marzo de 1987 por carecer de medidas de seguridad. Cuando fueron a echar las lanchas salvavidas advirtieron que estaban rotas, inutilizables.


El barco había salido una semana antes en malas condiciones de seguridad, como demuestra el hecho de que en medio del Estrecho se le averió el motor principal y hubo de ser remolcado hasta Ceuta para repararla.

Doce marineros viajaban en ese barco y sólo regresaron tres: dos vivos y uno muerto. El resto se dio por desaparecido.

Mucho misterio rodeaba al hundimiento y en los meses que siguieron, nadie quería hablar de ello. El diario ABC publicó que un avión había visto una balsa salvavidas cargada de marineros, pero cuando llegó el barco francés a rescatarlos dijo que sólo había dos náufragos vivos y los restantes estaban muertos flotando con sus salvavidas. La mar estaba tan brava que impedía rescatarlos y sólo lograron traer a uno de ellos.

En El Puerto se rumoreaba que los marineros del buque francés, ante el peligro que representaba enfrentarse a unas olas de casi diez metros de altura, decidieron echarles una red por la borda en vez de rescatarlos con lanchas salvavidas, y que a causa de la fuerza de las olas la mayoría murió estrellándose contra el casco mientras subían por la red.

Como ocurre casi siempre, las autoridades y la prensa ocultaron información, por que ¿cómo se puede decir que "antes de salir, el barco había pasado satisfactoriamente todas las inspecciones" y al cabo de dos días el barco se fue a la deriva y hubo de ser remolcado hasta Ceuta para arreglar una avería?
El año siguiente, el mismo día en que se cumplía el primer aniversario del hundimiento, escribí un artículo recordando los hechos y, con la ayuda de un compañero que puso la música, grabé el siguiente poema para ellos. Llevé el cassette de la grabación y el escrito a la emisora de Ser- El Puerto y aunque lo aceptaron y prometieron emitirlo, luego no lo hicieron. Los compañeros del Sindicato del Mar de CC-OO me dijeron: “ Mejor que no hables de eso, no remuevas la mierda”

Hoy, en el 25 aniversario de su desaparición quiero recordar a los marineros desaparecidos y dedicarles aquel poema:
EL NAUFRAGIO DEL CALPE QUINTAN´S

Marinero portuense
que te echas a la mar
arriesgando tu vida
para ganarte el pan.

¿Cuántas veces, marinero,
te lanzaste con valor
a ese mar grande y fiero
en ese viejo cascarón?

Silba el viento, fuerte.
La noche está oscura.
Olas grandes y negras
Nubes cargadas de lluvia.
El barco, gravemente herido
Gime y da vueltas. No hay luna.

No era ese tu mar, marinero,
No era aquél que te vio nacer.
Era un mar extraño y fiero.
Tú no pudiste con él.

¡SOS! La radio llama
¡El barco se hunde!
¡Lanzad las lanchas!

¿Las lanchas, patrón?
¡Pero si están rotas!
El capitán se alarma...
Y una voz que grita:
¡Hombre al agua!
Un buque, que pasaba,
por más señas, francés,
les prestó una ayuda rara:
¡En vez de lanchas,
les echó una red!

Con lágrimas en los ojos,
la carita asustada,
aferrado a la red,
rompían tu cuerpo las olas
¡Malditas, malditas olas!

contra aquel buque francés

Qué soledad tan grande
en medio de tantas olas.
Olas grandes y negras.
¡Malditas, malditas olas!
¡¿Qué hacen los del barco?!
¿Por qué no se asoman?
Ya no hay barco marinero,
sólo olas, ¡muchas olas!
Y tú sientes mucho frío,
mucho dolor y miedo.
Qué oscuridad más grande
va rodeando tu cuerpo.
Ya no te duelen los golpes,
te duelen tus pensamientos:
“Qué lejos estoy de los míos,
qué lejos estoy de El Puerto...
¿Cuánta gente allí en mi casa,
por mí estarán sufriendo?”

Marinero portuense
que te echaste a la mar,
ya no hay luz en tus ojos.
Ni sosiego en tu hogar.

Las campanas de la iglesia
están tocando a muerto
y aparecen paños negros
en los balcones de El Puerto.
Los naranjos de la calle Larga
arrojan sus flores al suelo,
porque el Puerto está de luto
y ellos se visten de duelo.

Ya ha tocado la campana
de la iglesia Prioral Mayor.
Se está llenando el templo,
y las calles de alrededor.
Allí acudíamos todos
con la misma devoción.
Señores con buenos trajes
y otros de menos valor.
Uniformes de todos colores:
blanco, azul, verde y marrón.
Mujeres había que lloraban
frente al altar mayor.
Era el adiós de un pueblo
unido por el dolor.
Adiós, marinero...
marinerito, hermano...

¡Adiós!

LA VIDA EN EL MAR


14 comentarios:

  1. Estremecedor y dolorosa siempre la perdida de seres humanos en semejantes circunstancias, que se endurece mucho mas cuando se descubre que se podía haber evitado. Un abrazo Juan.

    ResponderEliminar
  2. Así es, amiga Mercedes. A veces las desgracias se pueden evitar; pero cuando prima más el interés económico que las vidas humanas...
    Muchas gracias por tu visita y amistad. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Nos estremecemos cuando sabemos de esas noticias: dolor y tragedia, el mar se traga vidas y más vidas, a veces me parece algo hipócrita, como las almas de los humanos. La mar esta en calma y de pronto se enfurece, no ve nada ella solamente ella con su ego por bandera se lleva todo lo que se pone por delante.
    También nosotros nos enfurecemos sin pensar y nos ponemos nuestro ego por bandera sin pensar.
    El mar, la mar, aquellos que tienen que ir todos los días a pasear por ella saben bien de lo que estoy hablando.
    Besos y me ha gustado tanto que lo he leído varias veces.

    ResponderEliminar
  4. Cuando lo inevitable se mezcla con intereses creados, un estallido hace que la vida no merezca la pena entre sus manos.. Un beso Juan

    ResponderEliminar
  5. Lo silenciaron para no molestar a los amos de todo.

    Que periodismo más cutre tenemos en este país desde siempre.
    Periodismo vendido al poder y que sólo investiga cuando no está en el poder para llegar a estarlo.

    Y que empresarios más canallas también.

    En fin, una monarquía bananera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Higorca, me ha gustado mucho tu aportación: el mar, o la mar, que tanto inspira a los poetas y a los enamorados, es en realidad un asesino que cuando menos te lo esperas te da el zarpazo.Al mar me gusta verlo desde lejos,pues le tengo miedo.Casi se lleva a mi hijo cuando hacía su servicio militar embarcado en el Juan Sebastián El Cano. La tormenta rompió dos mástiles de los cuatro que lleva, y abrió una vía de agua que les obligó a permanecer en Ciudad del cabo durante un mes.Buena tu comparación del mar con las personas. Un beso,amiga.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Lola, gracias por tu visita. Excelente definición del estado de las cosas: los intereses priman sobre la vida. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola, Toro salvaje: ya ves, nos tratan como a objetos y manipulan la información. Por eso he puesto las fotos del periódico.En la segunda columna de la segunda foto los empresarios y la Cofradía de Pescadores afirman que el barco estaba en plenas condiciones de navegación y que había pasado con éxito las revisiones obligatorias.
    Los pescadores rescatados dijeron al principio que las lanchas estaban rotas y el barco daba pena, pero luego cambiaron su declaración. A saber qué presiones o sobornos les obligaron a ello.
    El dinero, divino tesoro.Sella bocas, cambia sentencias,libera a criminales, rompe familias,pone y quita a gobernantes...
    De la prensa, mejor no hablar, ya sabemos todo de ella.Un saludo y feliz domingo

    ResponderEliminar
  9. Querido amigo, tuviste mucha suerte, con el mar no se juega, mi hermano se lo llevo y cuando nos lo devolvió, fue inerte, en sus labios una sonrisa, había muerto con su "novia" la mar, unidos en un mismo abrazo.
    A pesar de eso sigo amando ese lazo impenetrable, el agua, las olas y ese mar que cuando se irrita es temible.
    Besos y acércate simplemente un poco deja que esas transparentes aguas besen con dulzura tus pies.

    ResponderEliminar
  10. Cuánto lo siento, amiga Higorca.
    Hace años que no me baño en el mar, a pesar de que vivo a tres kilómetros.En el agua encuentras muchas porquerías de la gente y a veces está contaminada de alquitrán y otros productos. La última vez que me bañé fue hace cinco años:me metí vestido y todo para sacar a mi perro. Previamente, yo le había lanzado una piedra en el agua y el animal fue a buscarla y nadaba hacia dentro sin parar.Las corrientes lo arrastraban.
    Me gusta pasear por la orilla fuera de temporada, cuando no hay gente.Lo que dices de caminar descalzo por el agua es buena idea; tal vez lo haga. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:34 p. m.

    Mi padre fue el unico marinero encontrado. Jose Luis Lara Rodríguez. Yo no pude conocerlo ya que solo tenia dos años cuando el murio.
    Fue el destino? que ocurriera eso,
    o por e contrario una negligencia.
    Solo se que este suceso ha marcado mi vida y a muchos familiares de las victimas.hoy por hoy yo soy marinero y navego por las mismas aguas que navego mi padre.
    mi sentimiento hacia el mar es un sentimiento de amor-odio ya que me ha dao tanto y a la vez me quito el derecho que todo niño tiene de criarse junto a su padre.
    Pensando sobre el suceso se podria haber evitado tanto por el patron del barco de no haber dejado salir el barco en esas condiciones como por parte del capitan del buque frances que en vez de ayudar al salvamento ayudo que sus cuerpos golpearan una y otra vez contra el acero.

    Murieron de una forma muy penosa y dolorosa y solo con pensar en el sufrimiento que tuvieron que pasar en los ultimos minutos de sus vidas se me parte el alma.

    ResponderEliminar
  12. Hola, anónimo: ignoro cuánto hace que pusistes este comentario, pues no he recibido aviso y es por casulaidad que lo encuentro.
    En primer lugar decirte cuanto siento lo sucedido a tu padre y lo que has debido sufrir tú y toda la familia.
    También pedirte disculpas si al poner mi escrito aquí te ha causado sufrimientos al remover los recuerdos. Mi intención siempre fue rendir homenaje a los marineros y denunciar unos hechos no esclarecidos para evitar se repitan.
    Te quedo muy agradecido por tu visita y emocionado comentario.Recibe un abrazo solidario.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:07 p. m.

    Juan este 5 de febrero pasado ha echo 41 año del pesquero domenet de varos alli iba 12 hombre y perdieron la vida 10 y entre ellos mi marido ,,dejandome dos niños pequeños uno de 8 años y otro de 3 nunca he escuchado un comentario y el barco tambien iba en malas condiciones su dueño era Cristoba el chupito el cobro el seguro del barco,,los fallecidos y los perdidos no cobramos nada te hago este comentario por si tu no lo sabia que solo el Carpe quital no ha sido los barco que estaban mal y salieron a la mar un saludo

    ResponderEliminar
  14. Anónimo9:42 p. m.

    mi tito fue unos de esos marineros ke jamas se encotro su cuerpo ke pena mas grande aya donde este que descanse en paz

    ResponderEliminar