lunes, abril 23, 2012

«DIME QUIEN SOY», por Julia Navarro


Reconozco que Julia Navarro no era mi autora favorita, pues la obra que leí anteriormente, «La hermandad de la Sábana Santa», me pareció aburrida e inverosímil, y estuve a punto de abandonar la lectura. Mi esposa, en cambio, no la soportó y  la dejó en la página 90.

Esta vez, con “Dime quién soy” Julia Navarro se ha superado. El narrador, un periodista en apuros económicos, recibe el encargo de reconstruir la historia de su bisabuela, una mujer que resulta ser excepcional, y  para ello se desplaza por medio mundo en busca de información. Es una obra de acción, en la que se retrata a la vieja Europa de los últimos 70 años del siglo XX: espionaje, amor, guerra, campos de exterminio y dolor, mucho dolor.
 Amelia Garayoa, la protagonista de esta historia, es uno de esos personajes memorables literarios que aparecen de cuando en cuando. Su vida discurre a través de un millar de páginas, enganchando al lector desde las primeras, aunque ciertamente haya fragmentos prescindibles.
 Siguiendo la estela de Amelia, el periodista nos lleva a París, Moscú, Varsovia, El Cairo, Buenos Aires, México, Londres… Un recorrido a través de medio mundo, hasta llegar al inesperado y emotivo final.
Con «Dime quién soy», Julia Navarro pasa a ocupar un sitio en mi librería entre los mejores escritores mundiales de novelas de acción y espionaje, mi género preferido.

Hija de una familia acomodada y republicana, Amelia no duda en abandonar a su marido y a su hijo para seguir a su amante, un líder comunista que la utiliza para sus fines políticos. Vivirá la convulsa historia de la  España de los años 30, el golpe de estado de Franco y sus secuelas, conocerá de primera mano las purgas de Stalin, luchará contra las SS de Hitler; se unirá a los grupos de la resistencia en Alemania, Italia y Grecia, sufrirá  torturas  con la GESTAPO en campos  de concentración y cárceles; vivirá la mitad de su vida en Berlín Este, tras el telón de acero, y conocerá la desilusión de los berlineses, quienes en 1945 vieron a los rusos como libertadores de Hitler para acabar comprobando que habían salido de un infierno para meterse en otro peor…
Una novela apasionante que no les va a defraudar.

Lo que menos me ha gustado:
A) Párrafos con diálogos que se repiten varias veces a lo largo del libro: El periodista se ha desplazado a otro país para conocer la historia de la protagonista y, tras escuchar un fragmento de la historia, le pide a sus informadores más detalles sobre Amelia. Éstos le responden invariablemente: «Tenga paciencia.Vaya paso a paso para recomponer el puzzle, y luego venga de nuevo.»
B) Me resulta extraño que para conocer una anécdota de Amelia de boca de un familiar, de historiadores, o de profesores de universidades el periodista deba tomar el avión y viajar a Barcelona, Paris, Londres, Berlín, Nueva York, Roma…, habiendo teléfonos, video llamadas, Messenger, correos electrónicos etc. Sólo encuentro justificados los viajes a Londres cuando se trata de leer documentos  clasificados como secretos que no pueden salir del país.


 A continuación  les presento la opinión que sobre esta  novela escribió mi amiga Mamen, en su  blog “Te invito a un café”, http://teinvitoauncaf.blogspot.com.es/2010/11/amelia-garayoa.html

«El libro merece la pena ser leído porque refleja maravillosamente una época convulsa, donde todo perdió completamente el sentido. En España, Italia y Alemania se asentaban en esos años (la novela arranca en 1935) regímenes totalitarios que acabaron con las libertades y con las vidas en nombre de la derecha más extrema. Y a la vez en la Rusia de Stalin, abanderado del comunismo, se llevaban a cabo purgas contra todo aquel que se consideraba disidente.
La Europa democrática, la que siempre sale a la palestra dándonos lecciones de libertad, miró hacia otro lado y permitió que acampara a sus anchas la locura, protagonizando, en el caso de Francia, acciones vergonzosas como el confinamiento de los exiliados españoles en campos de concentración, disfrazados de buenas intenciones.
Y en medio de todo, el pobre personaje de Amelia: una mujer luchando contra los dictadores, contra la moral basada en el machismo exacerbado y contra ella misma, quizás por permitir al corazón sentimientos que estaban profundamente condenados y penados, en el juicio sumarísimo que su cerebro de mujer española y burguesa de la época, se había hecho a sí misma»

 

12 comentarios:

  1. No he leído nada de ella.

    Quizás merezca la pena este libro.

    Feliz día del libro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo bajé y lo he puesto en mi blogue de e-books.

    Estoy pensando comprar un tablet para leer ebooks. Voy a ver marcas y precios. Los tuyos los compraste en la net o en una tienda?

    Feliz Día del Libro.

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  3. Ya sabía yo que te iba a gustar el libro, Juan porque independientemente de que haya pasajes que sean más o menos creíbles o que no estemos de acuerdo con algunas cosas puntuales, cuando la literatura es buena, no hay otra que reconocerlo.
    Muchas gracias por citarme. Me ha hecho una enorme ilusión, aunque me da un poco de vergüenza porque parece que voy de crítica literaria...ja,ja y no tengo conocimientos para ello. A mí me encantó.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Toro salvaje. Hoy es un día que envidio a los catalanes por sus tradiciones y el amor a la Cultura.Feliz día para ti. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Flor: te gustará, creeme.Mis lectores de libros los compré en Internet.Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, Mamen. Gracias por tus recomendaciones, siempre tan acertadas.No serás crítica literaria, pero el arte que tienes para comentar las cosas, y el hecho de que casi siempre coincido con tus apreciaciones me lleva a confiar ciegamente en tu criterio. Ahora he comenzado "El prisionero del cielo", de Carlos Zafon.Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La leí hace un tiempo.
    Me encantó de cabo a rabo.
    Muy recomendable.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por opinar, María. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola compañero,
    pues me pasó lo mismo que a ti con La Hermandad de la Sábana Santa, y no pude terminar La Biblia de Barro, o sea que no sé si daré oportunidad a este, aunque si lo pintas bien es posible que lo haga (aunque antes debo acabar con tres libros que tengo pendientes).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Jasús,¿cómo te va con tus libros? Espero que bien, amigo.
    Ya te digo que Julia Navarro no es de mis autores preferidos, pero con esta novela he disfrutado mucho. Anteriormente, ya la amiga Mamen la había recomendado en su blog y mi mujer le hizo caso y leyó antes que yo, así que no podía dejar de leerla.Me ha encantado:además de estar entretenido, aprendí mucha historia de nuestro país y de Europa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí me tocó el año pasado en un sorteo y todavía no lo he leído pero no pinta nada mal. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Llevas mucha razón Juan, un escritor tiene que atraparte y aún así, se lee poco.
    Con tus comentarios sobre los libros,nos acercas a los escritores.
    Me gusta mucho la critica literaria.
    Un abrazo

    ResponderEliminar