miércoles, junio 13, 2012

CANTO A LA VIDA


Pablo Neruda

Oda a la vida


La noche entera                                                                     
con un hacha                                                
me ha golpeado el dolor,
pero el sueño
pasó lavando como un agua oscura
piedras ensangrentadas.

Hoy de nuevo estoy vivo.
De nuevo
te levanto,
vida,
sobre mis hombros.

Oh vida, copa clara,
de pronto
te llenas
de agua sucia,
de vino muerto,
de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas,
y muchos creen                                                   
que ese color de infierno
guardarás para siempre.

No es cierto.

Pasa una noche lenta,
pasa un solo minuto
y todo cambia.

Se llena
de transparencia
la copa de la vida.
El trabajo espacioso
nos espera.

De un solo golpe nacen las palomas.
Se establece la luz sobre la tierra.
Vida, los pobres poetas
te creyeron amarga,
no salieron contigo
de la cama con el viento del mundo
Recibieron los golpes
sin buscarte,
se barrenaron
un agujero negro
y fueron sumergiéndose
en el luto
de un pozo solitario.

No es verdad,
 vida,                          
eres
bella
como la que yo amo
y entre los senos tienes
olor a menta.
            


Vida,
eres
una máquina plena,
felicidad, sonido
de tormenta, ternura
de aceite delicado.

Vida,
eres como una viña:                                         
atesoras la luz y la repartes
transformada en racimo.

El que de ti reniega
que espere
un minuto, una noche,
un año corto o largo,
que salga
de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte
sus manos a otras manos,
que no adopte ni halague
a la desdicha,
que la rechace dándole forma de muro,      
como a la piedra los picapedreros,
que corte la desdicha
y se haga con ella
pantalones.

La vida nos espera
a todos
los que amamos
el salvaje
olor a mar y menta
que tiene entre los senos.                                                 
PABLO NERUDA                                    

La vida se manifiesta ante nuestros ojos cada día:
 En el animal que nos acompaña alegrando nuestra existencia.

En la planta que vemos florecer agradecida por nuestros cuidados.

En admirar la belleza del arco iris tras la lluvia

En poner  sobre la mesa un plato de comida, tal vez simple, pero preparado con todo el amor para los tuyos.


En las reuniones navideñas de la familia


En los trabajos manuales que realizamos


Contemplando la vida de animales
 y plantas en la Naturaleza

Viendo crecer a nuestros hijos y nietos y
llevarlos al colegio o la playa ...

 Pasando un día en el campo.
Visitando otros lugares

La vida es un don    que a veces no sabemos apreciar...
Hasta que vemos que se  va acabando
y no podemos dar marcha atrás.

 Por eso debemos mirarla de frente
 y disfrutarla cada segundo





Fotos.
 1 Maceta en mi ventana
2 Último trabajo de ganchillo de Carmen
3Carmen sentada en una fuente de Córdoba
4 y 5 Parque de la Victoria en El Puerto
6 Mi nieta Carolina con sus amiguit@s
7 Cactus navideños en flor en mi terraza
8 Mis cuatro retoños.El mayor tiene el perro
9 Mi perro Lucero, despues de 18 meses aún lo hecho en falta
10 Un plato de "berza de Carmen"
11 Mis ninfas
12 Manta de punto de lana realizada por Carmen
13 Mi hijo mayor, su esposa y su perro
14 Ivan, mi nieto
15 La familia en Nochebuena
16 Un cubre mesa de hilo realizado por Carmen
17 El Arco Iris desde mi terraza
18 Caballos en un campo cercano
19 Mi nieta en la playa

        










18 comentarios:

  1. Hola Juan

    Buenos dias!
    Qué linda entrada!, tan tierna, tan llena de recuerdos idos, vida que se siente, que va pasando dejando huellas, vida que sigue palpitante y se espera que siga renaciendo.

    Vida! creo que de jóvenes todos habremos dicho: ¡quiero vivir!
    Pues la vida se hizo, está, y hoy, ahora es el mejor momento. Acojámosla con alegría!

    un abrazo con vida!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por recordarme un poema ya olvidado y por tu aportación añadida. No se cual me gusta mas, las dos aportan amor a la vida la tuya enseña a disfrutar de los pequeños momentos y hacerlos grandes. Eso es saber vivir. Siempre agradecida. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Juan muy bella esta entrada.
    Saludos desde
    Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  4. Creo que he perdido el comentario anterior.
    Bueno, en definitiva te decía que llevas toda la razón, que a pesar de que unos desvergonzados a los que nunca les pasa nada nos hayan enturbiado la vista de las estrellas con la densidad viscosa de las lágrimas, lo único importante es vivir. Disfruta de la vida. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que buenos son los buenos!!
    Llamamos vida a la existencia que nos conduce en su tren hacia la muerte.
    Yo siempre digo que quizás tengamos una permuta de vida. Quizás, quién sabe?
    Un abrazo Juan bonitas fotografías, disfruto viendo fotos

    ResponderEliminar
  6. Lo mejor de la vida en un post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente entrada Juan, llena de sensibilidad y amor.
    Y que arte tiene tu Carmen, el naperon rojo creo que es para una camilla, está precioso.
    No conocia este poema de Neruda que de verdad fue la cereza en la cima. Te felicito y me alegra veros felices.

    Está todo bien conmigo solo con uno poco de flojera jajaja.

    Igual como tu, echo mucho de menos a mi Roger.

    Un beso Juan.
    Flor

    ResponderEliminar
  8. Me hiciste llorar sabías???
    Pero porque es tan lindo todo lo que escribiste...
    Pero tambien me dió como miedito... a veces valoramos todas esas cosas cuando sabemos que hay algo que nos esta amenazando... algo que puede ocurrir u ocurrirnos y es ahí cuando le damos mas valor o nos damos cuenta de todo lo que significa cada uno de esos detalles... Espero que no sea asi...
    Que solo sea tu amor inmenso y tus ganas de demostrar lo rico que eres!!!
    Besos a tu alma maravillosa!!!

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué más se puede añadir?
    Hace falta escribir entradas como esta en estos tiempos de pesimismo.
    Que tengas un buen día.
    Saludos a tu Carmen y a ti.

    ResponderEliminar
  10. ¡Así se habla, Genesis!, a vivir el presente que son dos días. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola, Mercedes. Te ha de gustar más la mía, pues estoy vivito y te quiero un montón. Neruda ya tiene bastantes admiradores allá donde está, pues no tiene otra cosa que hacer que escucharle; tiempo no les falta. Un beso

    ResponderEliminar
  12. ¡Gracias, José Ramón!
    Si la entrada te ha gustado, la dejo ya y me lío con el resto de la casa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Mamen!
    Pues sí, algo pasa con los duendes de internet que no aparecen todos los comentarios que uno escribe.
    Gracias por tu apotación.Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola, Marian!
    Me encanta tu frase:
    "Llamamos vida a la existencia que nos conduce en su tren hacia la muerte."

    Sabiendo eso, ya me encargo yo de sacar el billete de ida y vuelta. Con la tarjeta dorada me hacen el 40% de descuento. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Toro Salvaje.
    No me quejo, amigo.Sin lugar a dudas hay modos de disfrutar la vida más agradables y lujosos, pero con que la vida que tengo me dure así, me conformo. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola, Flor!: Has acertado, el naperón es para una mesa camilla. Ahora está haciendo un chal.
    Gracias por tus amables palabras.Tú y yo sabemos bien lo que se sufre cuando perdemos a nuestra mascota.Roger y Lucero tenían cierto parecido.
    Un beso. Anímate y disfruta

    ResponderEliminar
  17. Alma Naif, me emocionaste con tu bellísimo comentario.
    Ciertamente los años pasan y aparecen los achaques, como sucede con las máquinas; pero para eso están los talleres con los repuestos y las revisiones.
    Tenemos que mirar adelante, Alma, y disfrutar del don de la vida. Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola, María! Qué más se puede pedir,preguntas en tu amable comentario. Yo pediría que me dejaran continuar así, no pido más, y que no vengan malditos personajes extranjeros que nadie ha votado a dirigir el país y estropear mi vejez.
    Un beso,paisana.

    ResponderEliminar