sábado, junio 23, 2012

MUSEO DE JULIO ROMERO Y MUSEO DE BELLAS ARTES


 Continuando con la crónica de mi visita a la ciudad de Córdoba, les presento el reportaje realizado en el Museo de Julio Romero de Torres y el Museo de Bellas Artes.




10 comentarios:

  1. Excelente visita a este impresionante museo cordobés. Lo del dedo de los conductores es cierto que viene de lejos y de alto, el que lo saca así es un ángel nada menos.
    Un abrazo y, ya sabes, espero tu respuesta para el día 7 en mi correo...

    ResponderEliminar
  2. Juan:

    Esas imágenes hablan mas que mil palabras, bellisimo museo.

    Mario

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan

    Siempre derrochando cultura, arte, historias, lugares, fotos bonitas e interesantes.
    Gracias por esa generosidad en compartirlas, así desde casa y sin pagar entradas hacemos contigo la passeggiata.
    Qué coincidencia, ayer justamente recibí un pps con las obras de Julio Romero y me quedé admirada pues apenas una de las tantas yo conocía "la mujer del cántaro"
    Si puedo te lo envío el pps.

    Un abrazo
    y que tengas un lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Gracias por mostrarme el museo.

    La última foto del "libro" es genial.
    Muy buena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Fantástica, tu visita al museo. TE quedo genial el reportaje. un abrazo y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias, Antonio!
    Son los dos, el ángel y el niño, los que levantan el dedo en ese cuadro.
    Luego habalmos por teléfono acerca del Encuentro. Abrazos para ti y Loli

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Mario! Me alegro de que te gusten las fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Genesis, por tan bellas palabras. Aún me quedan reportajes que mostrar de ese viaje a Córdoba. Me alegro de que te gusten. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Toro salvaje. Sí, esa foto de la torre es muy buena, por eso la he repetido en este trabajo.Saludos y feliz semana

    ResponderEliminar
  10. Gracias ati, Mecedes, por estra siempre ahí. Me alegro de que te guste el reportaje. Un beso fuerte

    ResponderEliminar