viernes, julio 27, 2012

BEBER PARA CREER

En vista de que la situación empeora, y eso a pesar de que mi mujer va todas las semanas a la iglesia a rezarles y ponerles velas  a san Nicolás y san Judas, supuestos  embajadores del Altísimo para solucionar problemas de envergadura, me he unido a un grupo de ciudadanos que han dejado de creer en los salva patrias terrestres y salva problemas celestiales,  y ahora dirigimos nuestros rezos a otra diosa, que si bien no te soluciona tus problemas al menos te da placer: La Cruzcampo.


 En la Venta Andalucía han colocado en una vitrina este cartel para que todo el que lo desee pueda unir sus oraciones a las nuestras, siguiendo la creencia de que cuanto más se repiten más probable es que sean oídas. Nuestro proyecto más inmediato consiste en la recogida de firmas para que se desgrave en la declaración a Hacienda las cantidades invertidas en bebidas, puesto que al beber ya pagamos el IVA y nos olvidamos del Gobierno. 

El camello es un animal que soporta el calor y pasa varios días sin beber, ¡no seas camello y bebe!

10 comentarios:

  1. La ultima frase del camello ya la conozco de ver desde cuando era niña, en portugués claro.

    Ahora de vez en cuando, me tomo una cerveza Super Bock Stout(nacional)negra. Cuando la pones en el vaso, se queda con una espuma que parece de café. Tiene 5% de alcohol. Me encanta!

    Buen fin de semana Don Juan, ahora que eres persona publica.

    Besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  2. Sí, Flor, yo también la conozco de cuando tenía 17 años y vivía en vergel (Alicante) Fue en el bar el casino de ese pueblo que vi un gran cuadro de azulejos pintados con un dromedario en medio del desierto y el texto ese.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ayy Juancito
    Ya te veo de cofrade, con túnica anaranjada, cabeza rapada, campanilla en mano y pegando afiches por la ciudad....

    Mira que andas con ingenios...

    Un abrazote y que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Yo soy más de Estrella Dorada.
    Anoche le recé mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy más de San Miguel, pero cuando le pierdo la fe me tiro a la Cruzcampo ¡que va de fresquita...! pero solo si el chulo del mercadona la pone en oferta.
    Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Anita! Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola, Genessis!
    No, de pegar carteles ya pegué suficientes en mi época laboral.Ahora soy consumidor pasivo, ¡ja,ja,ja!
    Feliz día para ti también. Besos

    ResponderEliminar
  8. Toro Salvaje,gracias por tu visita. Para estrellas las que uno ve cuando se da de narices contra una farola o al salir del coche contra el marco de la puerta después de rezar mucho, ¡ja,ja!
    Bueno, en serio: aquí la cruzcamo está en todas parte, pero a mí me da igual otras marcas.He bebido diferentes marcas y clases en Bruselas, Sudáfrica, Francia , Italia y España: todas me gustan. La que más me gustaba era El Turia, en Valencia; pero de esas aquí no hay. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Juan Risueño, la San Miguel es la que yo compro para casa por el simple hecho de que es, al igual que la Mau, las únicas integramente españolas. Todas las demás, también Cruzcampo, las han comprado los alemanes y holandeses, y los beneficios se van de España.Lo que pasa es que en los bares no miran esos detalles y en vez de promocionar productos españoles miran su propio beneficio. Un abrazo

    ResponderEliminar