viernes, julio 13, 2012

MI AMIGA MARÍA MARÍN


Cuando yo era  un niño solía cantar una canción ranchera de Miguel Acebes Mejía cuya letra dice: “Los amores más bonitos son como la verdolaga: le pones sólo un poquito y crecen como una plaga” Y eso me sucede ahora desde que esta mañana he conocido a mi amiga virtual María Marín en persona.
http://buenamaria.blogspot.com.es/2012/07/vivan-los-blogs.html
 Si antes la apreciaba sin conocerla por la dulzura y calidad humana  que emana de las interesantes entradas que publica en su blog, ahora, tras  conocerla personalmente, abrazarla y estamparle unos sonoros besos en su carita,  la amistad que yo sentía por ella   ha crecido tanto que mi corazón  rebosa de ternura  y siento que María ya es parte de mi familia.
 Hace  mucho tiempo que deseaba conocer a María y a su familia, pero unas veces por una cosa y otras por otra, siempre aplazaba la visita  a su casa, sita en Chipiona, a unos 30 kms. de la mía.  María lleva unos días publicando unas cosas muy tristes: sufre de fuertes dolores y está muy abatida, y ésa ha sido la espuela que se ha clavado en mis posaderas y me ha hecho saltar del destartalado  sillón que me tiene enfrentado al ordenador para ir a verla con mi Carmen para abrazarla y animarla.
A las diez salimos de casa en dirección a Chipiona. María me había dicho por teléfono que vivía en un pinar  que se halla tres kms antes de llegar a la ciudad, y me salí de la carretera siguiendo sus indicaciones hasta llegar a su bonita casa.
Sabía por sus numerosas entradas que María amaba las flores y plantas, que conocía mucho de Botánica y que algunas de las que cuidaba  en su jardín eran especies raras para una zona cercana al mar, y, en efecto, he conocido un árbol que simboliza  la Comunidad de Madrid, el madroño:
 

  Tiene María una planta llamada Stevia, originaria de Paraguay, un edulcorante natural con cero calorías, muy buena para los diabéticos.  Tiene también granados, higueras, acebuches, olivos, naranjos… Las plantas verdes y floridas abundaban por todas partes, para encanto de mi esposa, que no se cansa de verlas. María le ha regalado una macetita con un esqueje de flor de cerillo, llamada así porque de la copa sale un vástago parecido a una cerilla.
Pero lo que ha deslumbrado estos ojitos míos cansados y ojerosos es la maravillosa colección de cerámica artística  que preside la finca distribuida en el muro que la rodea.
 María y Manuel Guillén, su esposo,
 http://manum818.blogspot.com.es/,  son dos personas  prejubiladas, inquietas y muy activas, cuya pasión por el arte de la cerámica les ha convertido en verdaderos artistas: pintan al óleo y también sobre el barro, al que da forma y cuece en el horno para obtener estos bellísimos resultados.

















 




















 
 
Durante un par de horas hemos hablado un poco de todo: de nosotros, nuestros antiguos empleos, la actualidad, gustos… Hemos  comprobado que tenemos muchas cosas en común: fuimos sindicalistas, nos gusta la Literatura, el cine, la pintura… Incluso compartimos la dolorosa experiencia de haber sufrido ambos hace unos años  un accidente grave y el ser intervenido quirúrgicamente en la misma clínica sevillana del FREMAT.

 María sufre fuerte dolores, secuelas de aquel desgraciado accidente, aunque esta mañana  se esforzaba en ocultarlos para no entristecernos y nos sonreía y animaba a fortalecer nuestra  amistad encontrándonos a  partir de ahora más a menudo en su ciudad o en la nuestra. Manuel me ha regalado esta escultura de barro  como recuerdo:
 
  Como me ha sucedido en anteriores ocasiones con otros entrañables amigos blogueros, hoy he vuelto a sentir la felicidad de conocer  y abrazar a María, persona excelente, inteligente, generosa, muy simpática, guapa y dulce. Y todo  gracias a los blogs. ¡VIVA  INTERNET !

12 comentarios:

  1. Fantasticos trabajos Juan. Me encantaron las fotos. Que bello paseo. Yo quisiera también conocer a mis amigos del blog/face, pero es mucho más dificil porque casi todos están a kilometros de distancia.

    Voy visitar el blog de tu amiga.

    Besitos
    Flor

    ResponderEliminar
  2. JUan pasa algo con el blog de María, da error cuando clico en el link.

    ResponderEliminar
  3. Qué encuentro tan interesante has hecho Juan. Realmente ¡Viva internet!
    No podemos negar que este espacio ofrecido nos regalan cosas muy bonitas en la vida, como es la amistad. Conocer a las personas desde su faceta creativa, artística, recreativa y literaria es un regalo, lastimosamente muchas amistades quedan en la virtualidad, pero a veces los destinos hacen posibles esos encuentros reales.
    Me alegro por ti que lo hayas podido hacer, y deseo a María fortaleza y paciencia.

    Gracias por compartir tus vivencias y las hermosas fotos.

    pd. la stevia es originaria del Paraguay y no de Uruguay.

    http://www.terra.org/articulos/art02040.html

    Que tengas un lindo fin de semana junto a tu Carmen.

    Un abrazo de viernes

    ResponderEliminar
  4. Bonito reportaje y fotografías, me alegro mucho que pasaras una tarde tan agradable y con buena compañía, y mas me alegro que sea una amiga de internet, demuestra que hay gente muy bella de corazón en este medio que muchas veces sirve de mas apoyo que las personas que tienes cerca, aunque solo sea con una frase de animo. También se corre el riesgo de que te engañen, pero creo que a esa no la conoces nunca ni de cerca ni de lejos. Os felicito por poder compartir delante y detrás de la pantalla. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola, genessis: ¡Que viva internet!
    Vale la pena navegar y conocer el mundo y su gente.He conocido gracias a él a gente maravillosa.

    Aunque también es peligroso y algunos te pueden ocasionar problemas, éstos son los menos. La mayoría de internáutas son personas que buscan compartir conocimientos y amistad.
    Hace cinco años no había tantos blogueros, los internáutas se asociaban en foros y compartían de todo, siempre bajo la supervisión del administrador y dueño del foro. En ellas se formaban grupos afines, que libraban verdaderas batallas entre ellos.Siempre existían dos bandos, siempre... Menos mal que surgieron los blogs,donde uno cuelga lo que quiere sin censura de ninguna clase, y donde no hay lugar para el listo de turno que te indica lo que debes escribir y lo que debes borrar.Los blogs acabaron con los foros literarios, al menos los cuatro en que he participado han desaparecido, rindiendo así un buen servicio a la humanidad.
    Un beso fuerte, genessis, feliz día

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Mercedes!
    Es cierto, hemos pasado un rato maravilloso en compañía de María. A María la conocí hace un par de años. Entré de rebote en su blog, leí lo que publicaba y me quedé.El hecho de que fuese paisana mía,que hablara de los pueblos cercanos, de Cádiz y sus tradiciones, que coincidiésemos en la visión y análisis de los temas de actualidad que condicionan a nuestro pesar nuestra manera de vivir provocó el que varias veces quedásemos en conocernos; pero por causas imprevistas siempre se aplazaba el encuentro. Hasta ayer. Me quedé pasmado con la faceta artística del matrimonio María y Manuel, algo de lo que no tenía ni idea, pues ella nunca se jactó de ello. Un beso, Mercedes. Feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Flor. te respondí ayer y no aparece el comentario. Creo voy a cambiar de navegador, el Mozilla Firefox me está ocasionando problemas.
    Bueno, pues aparte de agradecerte tu visita y comentario te decía que cuando se quiere se puede. Y si realmente quieres conocer a alguien haces todo lo posible para lograrlo.
    Lo que pasa es que no siempre sales contento, a veces te decepcionan y se pierde el contacto y la amistad.
    He ido a conocer amig@s virtuales a los pueblos de la Sierra de Cádiz, a Cádiz capital, Madrid, Sevilla, Málaga, Castellón... y lamento constatar que de una docena de personas que conocí en persona y abracé sólo mantengo buena amistad y contactos en facebok y los blogs con cuatro de ellos. Los demás buscaban otra cosa que no hallaron en mí. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  8. Genessis, he visto el enlace que me adjuntas y tienes razón: la Stevia es de Paraguay. Quizás fue eso lo que me dijo María y yo lo entendí mal.Muchas gracais por la aclaración. Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias Carmen! ¡Gracias Juan!
    El cariño es mutuo.
    Vi tus dos comentarios en mi blog. Debe ser algo del sistema que falla.
    A veces es el navegador, otras veces la plataforma Blogger...en fin, demasiado que tenemos esto que nos permite comunicarnos y llegar a conocer a personas tan excelentes como vosotros dos.
    Besos fuertes.

    ResponderEliminar
  10. Eso mismo, María: menos mal que todo esto es gratis y no permite comunicarnos y conocer a personas tan dulces e interesantes como tú. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Ya ves que todo no es malo por internet. Detrás se hayan personas aunque tú hayas tenido alguna mala experiencia. Como se dice, vengan las unas por las otras. Ésta señora es una verdadera artista, y su casa un museo, lo del árbol -y mira que es simple- me ha encantado. Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón, Juan, con una sola persona que valga la pena ya está bin pagado el tiempo empleado en internet,y yo he encontrado algunos amigos y amigas buenísimos.Espero darte ese abrazo algún día. Ahora conténtate con un abrazo virtual.

    ResponderEliminar