jueves, agosto 09, 2012

EL HOMBRE QUE SUSURRABA A LOS CABALLOS, LA NOVELA


Esta mañana temprano he terminado de leer este libro. Lo dejé ayer cuando faltaban 20 páginas en un fragmento muy interesante. Me desperté a las cinco y me puse a leer. Aún no tenía idea de cómo acabaría el drama aunque lo intuía. Pero luego me llevé una sorpresa.

SINOPSIS PUBLICADA:

 El hombre que susurraba a los caballos de Nicholas Evans:
Un accidente trunca brutalmente la idílica relación entre una niña y su caballo. La madre deberá recurrir a un hombre muy especial, de quien se dice que posee poderes especiales para comunicarse con los caballos y sanar su espíritu... Una historia de profundas connotaciones humanas que recupera los sólidos valores que la frenética sociedad actual parece haber olvidado. La solidaridad entre las personas, la armonía con la naturaleza y la fuerza de los sentimientos subyacen como motor de esta novela inolvidable, adaptada al cine en una superproducción dirigida y protagonizada por Robert Redford.


MI OPINIÓN:
No he visto aún la película, pero no  creo que ésta consiga transmitir tan bien  los sentimientos contradictorios que provocan las diferentes circunstancias que viven los personajes como lo hace la lectura de la novela. En esta ocasión, y según me han dicho otros lectores que también han visto la película, no se cumple el dicho "Una imagen vale más que mil palabras".

Es una novela con un argumento original, un libro que te incita a reflexionar. Es interesante seguir los pasos del hombre y ver cómo  va consiguiendo curar al animal y restablecer  la relación anterior al accidente entre la niña y su caballo.
 Pero creo que el título no es el adecuado:  el hombre no susurra nada, lo que hace es aplicar con paciencia y mucho cariño, sin hacer ningún daño a los animales, conocimientos y trucos prácticos heredados de sus padres y experimentados en cientos de caballos a lo largo de su vida.

El amor está también presente en esta novela, y a la vez que describe unos sentimientos sublimes imposibles de evitar, trata crudamente el sentimiento de culpa y el dolor que causa la infidelidad en el entorno familiar. Un  drama secundario que enriquece el argumento principal de la novela: la curación física y psíquica de la niña
 
 Lo más duro ha sido leer la  descripción del accidente, yo sufrí de verdad “viendo” las escenas del caballo malherido arrastrando a la niña a quien se le había quedado  enganchado el pie en el estribo. Las secuelas para ambos son terribles, y nada será igual después del accidente. El carácter de la niña cambia. La madre se vuelca. Es una madre dispuesta a todo para que su hija vuelva a encontrarle sentido a la vida.
La madre hará todo cuanto está en su mano para curarla, incluso el perder su puesto de trabajo como directora de una importante revista. Intentará curar a su hija curando al caballo. Para ello, madre e hija abandonan su hogar en Nueva York y recorren 3 000 kilómetros hasta llegar a  Montana, donde al parecer hay un hombre que cura a los caballos siguiendo un método indio. ¿Conseguirá curar a la niña de sus fantasmas y miedos? ¿Es recuperable el animal? 

El sanador de caballos es un experto, conoce cómo piensan y reaccionan estos animales y  explica en una frase lo que le mueve a entregarse con toda su alma a esa profesión: “Yo no  ayudo a las personas que tienen problemas con los caballos, ayudo a los caballos que tienen problemas con las personas”

Los personajes  están muy bien logrados. Se siente realmente, como si viviésemos allí, el ambiente del rancho en que se desarrolla la trama y la vida rural y tradiciones del oeste americano. 

 El final no es el que yo predecía a medida que avanzaba en la lectura de la novela. Quizás buscando la sorpresa el autor a evitado el consabido "y fueron felices y comieron perdices", eligiendo un final inesperado  que no es el mejor final; pero que está bien y es realista. 
Es un libro que os recomiendo aunque hayais visto la película.

P.D/
Tres días después de haber publicado esta entrada he visto la película. Está muy bien, en ciertos momentos me ha emocionado mucho y se me ha hecho un nudo en la garganta. Pero los últimos 20 minutos en nada se parece a la novela, es totalmente distinta, con final distinto, y se ha eliminado lo principal. Lo han estropeado todo.

9 comentarios:

  1. Hola Juan
    Y el final?
    O yo me quedé dormida cuando tú madrugas para terminar de leer solito???

    Muy buen comentario, excelente!

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, instruyendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Vi la peli y me gustó.
    Tomo nota de la recomendación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, genessis! Yo me levanto siempre muy temprano, no puedo permanecer en la cama despierto. Pero lugo necesito la siesta más que el comer.
    ¿El final? ¡Ja,ja,ja! Eso no puedo contarlo, y tú lo sabes. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, María! ¿Cómo vais por Chipiona? Yo siento menos calor del que dicen por la tele, aquí no pasa de los 31º. Vivimos en el mejor sitio del mundo, lástima que no haya trabajo.Gracias por tu visita. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola, Toro, yo también deseo ver la película, aunque me han dicho que me decepcionará después de leer el libro.Gracias por tu visita. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Acabo de ver la películaP.D/

    Está muy bien, en ciertos momentos me ha emocionado mucho y se me ha hecho un nudo en la garganta. Pero los últimos 20 minutos en nada se parece a la novela, es totalmente distinta, con final distinto, y se ha eliminado lo principal.

    Para mí, lo han estropeado todo.Es mejor la novela, sin duda alguna.

    ResponderEliminar
  8. No leí el libro pero vi la pelicula y me gustó por sus bellos paysajes y por todo.

    Un beso Juan

    Flor

    ResponderEliminar
  9. Sí, Flor, la película es muy bonita también; pero no termina igual ni dice quién era el camionero que atropelló a los caballos ni por qué tomó era ruta, ni por qué el caballo se enfrentaba a los hombres y a la niña, ni cómo reaccionó la niña al enterarse de la relación de su madre con el domador, ni qué hizo éste cuando la niña se escapó de la cabaña, etc, etc... Ya digo: la película y la novela son dos cosas muy distintas. Besos

    ResponderEliminar