lunes, septiembre 03, 2012

EL ARROZ DUZ




¡Hola, amig@s! 
El mes de septiembre se presentó así en mi ciudad: suave, luminoso y tranquilo.
Finalizadas las vacaciones de los niños,  hoy vuelven al colegio. Los demás, comenzamos un mes difícil de subidas de precios, con efectos retroactivos al último trimestre de 2011 en algunos casos, como en la electricidad.
En el país del nacional catolicismo, a partir de ahora vamos a  comulgar hostias como ruedas de molino: rescate a la banca con la  promesa  — engañosa como todas las anteriores— de que éste no lo vamos a pagar los ciudadanos de a pie; cierre de pequeños comercios, que no podrán soportar la subida del IVA con la consiguiente  reducción del consumo; aumento del desempleo y por consiguiente menos ingreso del Estado y más recortes, etc, etc.

Para no amargarnos más la vida les propongo se olviden por un día de los michelines, de las calorías y de la diabetes, y  realicen la siguiente receta: Arroz duz.
El arroz duz, tal como lo llamaban antiguamente en la provincia de Ciudad Real, que es donde  lo inventaron y  la única  donde podemos hallar este  delicioso postre en el menú, no es arroz con leche. Es más: no lleva ni una gota de leche.
Como verán por las explicaciones que les doy más abajo, el arroz duz es muy fácil de hacer. Imagino que esta receta será pan comido para ustedes, que son tan listos.
No tengan miedo de fracasar ¡Ayer lo hice yo!  Y si lo pude hacer yo, que soy más torpe que el Rey, quien se cae y se rompe la cadera en el preciso momento justo de disparar al elefante…
Gracias a ese detalle descubrimos su secreto y el mundo quedó maravillado ante sus esfuerzos por  conservar la Naturaleza y  conmovido por su sincera preocupación por los problemas españoles.
¡Ea, vamos al lío!

Ingredientes:
Un vaso de arroz
Un vaso de azúcar
Cuatro vasos y medio de agua
Cáscara de medio limón
Palo de canela
Canela en polvo.

Procedimiento:
 Se pone una cazuela en el fuego con los cinco vasos de agua. Cuando comienza a hervir se echa el arroz, la cáscara de limón y el palo de canela.
Vigilar que el arroz no se pase. El grano de arroz debe estar tierno pero entero.
Cuando esta cocido el arroz se aparta del fuego,  se saca la cáscara de limón y el palo de canela y se le  echa el azúcar. Se remueve todo muy bien para que el azúcar y el arroz formen un todo..
Se deja reposar quince minutos
Se cogen los recipientes en los que lo vaya a servir: una taza, plato pequeño, tarrina…
Se echa en ellos el arroz y se espolvorea por encima con la canela en polvo.
Se introduce en la nevera para servirlo bien frío.


Por encima el aspecto será oscuro y rugoso. No importa, lo que importa es que debajo está el arroz cremoso y muy dulce: una delicia que sus niños agradecerán cuando regresen del colegio para comer. 

¡Buen apetito!

12 comentarios:

  1. Me gustó la receta, lo probaré esta misma tarde y te contaré el resultado.

    Saludos
    y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Que futuro más negro Juan... lo miro por donde lo miro no veo más que un panorama desolador.

    Adaptaré la receta a arroz con whisky para llevarlo mejor.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, Juan, lo tenemos crudo. Lo que nos está pasando es alucinante, jamás el poder fue tan descarado. Todo está a ojos vista, y nosotros tragando con todo como si nada. Estamos pagando la crisis que han creado los banqueros y "el Mercado", pero si tú te quedas sin trabajo y no puedes pagar unos cuantos recibos de la hipoteca, te quitan la casa ¿? Incomprensible de verdad, y cada día te desayunas más recortes, eso sí, siempre por abajo. Para los de arriba amnistia fiscal, dice Rajoy que es por que no vaya a ser que se nos molesten los "señores" y se lleven el capital. Pero... a alguien se le escapa el detalle que el capital ya se lo han llevado hace tiempo...Y los recortes en sanidad, para nosotros. Todo muy equitativo. A veces creo que Rajoy y compañía creen hablan para los tontos.

    Por lo menos endulcémonos con ese arroz. Yo conocía la del arroz con leche, pero con los tiempos que corren, es mejor recortarle la leche y hacer la que nos presentas.

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  4. Hola, Genessis! Espero te guste y no tengas problemas, ¡ja,ja,ja!
    Mi problema es que me lo tengo que comer todo yo porque mi mujer es diabética y dice que nanai de la china, que me lo coma yo.
    ¿Ves como no se puede ser bueno? Para un día que hago yo algo en la cocina...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola, Toro salvaje!
    A los países con rescates los quieren poner a trabajar otra vez las 48 horas semanales.Esto no hay quien lo pare: capitalismo puro y duro.
    Pues con güisqui no lo he probado, no debe estar malo.
    La próxima vez lo hago.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Así es, Margarita: no pagas la hipoteca y se quedan con la vivienda tuya más la vivienda de la persona que te haya avalado, más el dinero ya pagado. Todo para la banca, ésa nunca pierde. Y con estos gobiernos del PSOE y el PP, que han ganado siempre las elecciones gracias a los dineros que le han prestado los banqueros a fondo perdido, no podemos contar para evitar tanta injusticia.
    El arroz con leche es una delicia, pero este también. No sé si ahorras algo, pues este lleva mucha azúcar. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Bueno nosotros acá con 23% de IVA. Que le vamos hacer? Pués nada. Es más, hacemos arroz dulcecito con o sin leche.
    Yo no he comido nunca arroz dulce sin leche pero pensando bien hasta es mejor para la dieta.
    Acá se hace con yemas de huevos y con leche entera. Yo no pongo huevos por lo de las calorias pero pongo un poco de polvo Custard que le da un color un poco amarillo y la leche es magra. Debe ser igual a vuestro arroz con leche.

    Yo no se que pasó porque tu comentario entró como spam. Lo tenia en el gmail y lo fuí a buscar y estaba en spam.

    Gracias por tus comentarios.

    Besosssss.
    Flor

    ResponderEliminar
  8. Hola, Flor! Todos al ver el plato dicen que es arroz con leche, pero lo original es que no la lleva.
    Yo no hubiera perdido el tiempo publicando una receta mundialmente conocida como es el arroz con leche. En cambio, el Arroz Duz casi nadie lo conoce y sólo se suele comer en la provincia manchega de Ciudad Real.
    El problema es de mi navegador, el Maxthon. Es muy bueno y muy rápido; más que el Crome y el Mozilla; pero no sé qué le pasa que no se ven mis comentarios en otros blogs.El Crome se queda enganchados con el correo Yahoo y el facebok,y no abre muchas páginas; en Mozilla sale mucha publicidad.Como ya sé que es probelma de Maxthon, usaré Crome para visitaros y comentar. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Eso me gusta muy, muy mucho, tanto que yo también lo hago y me pongo "mora" ya que eso no me lo han quitado los puñeteros galenos. Claro que eso no es subir al avión.
    Abrazos dulces, dulces

    ResponderEliminar
  10. ¡Ah! Claro que te gusta, Higorca: a nadie le amarga un dulce. Yo lo tengo prohibido, pero a veces es bueno saltarse las reglas.Un beso

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón tendremos que disfrutar con algo bueno, que lo malo viene solo. Yo llego tarde y seguro ya se a pasado el arroz. Aquí se descuida uno, unos días y vosotros a poneros las botas, buenisima para chuparse los dátiles, Mañana lo pongo de postre. Felicidades a Carmen que seguro se la ocurrió para que en la casa vuelvan a ser dos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Buenos días, Mercedes! Me alegro que estés de vuelta, te he echado mucho de menos.
    Desgraciadamante el médico esta mañana acaba de recortarme aún más algunos placeres, como el comer dulce o salado.¿Qué voy a comer, pues? Creo que quiere que me lo coma a él, que me parece un poquitín ambiguo; pero yo no cambio una autopista por una vereda, ni a una mujer por un camello.Besos y feliz semana,¡guapa!

    10:40 a.m.
    Suprimir

    ResponderEliminar