martes, octubre 02, 2012

EL PASO DE DESPEÑAPERROS



 ¡Hola, amig@s!

Ya estoy de vuelta.Poco a poco os iré mostrando las fotos que he hecho del lugar en que he pasado estas cortas vacaciones.La verdad es que echaba de menos mi casa y mi tierra. Siempre siento una agradable y emotiva sensación cuando al llegar por la A 4 a Venta de Cárdenas leo el cartel «Bienvenido a Andalucía»
Entre Jaén y Ciudad Real hay una frontera natural, el paso de Despeñaperros, que hasta hace poco era un punto de concentración de accidentes y multas de radares.
Atravesar Despeñaperros  por la A 4 era  muy peligroso. Había de usarse marchas muy cortas y frenar bastante.  La pasada primavera se inauguró el nuevo tramo completo sentido Madrid, entre Santa Elena (Jaén) y Venta de Cárdenas (Ciudad Real). Ahora se puede ir por una autovía de verdad entre Aldeaquemada y Santa Elena. Esto ha costado 190 millones de euros, pero todo el mundo está contento y se afirma que han sido sido bien invertidos.
Yo  pasé por encima del nuevo viaducto hace dos semanas para ir a Peñíscola. La verdad es que gané en seguridad, ahorré tiempo y kilómetros; pero no pude apreciar  la belleza del lugar. Por eso, a la vuelta, preferí abandonar el moderno viaducto y desviarme por la antigua ruta para descansar y reponer fuerzas en uno de los más bellos miradores de Andalucía: el de la Cafetería de Despeñaperros, un establecimiento en que hasta la primavera pasada había que hacer cola  para entrar y que  la  nueva autovía ha dejado relegada al olvido.
Sentado en la terraza del restaurante se ven pasar los coches por el viaducto a gran velocidad. Todos tienen prisas, las prisas que impone el sistema que nos hemos dado: Prisas para ir a trabajar, prisas para ir al mercado, prisas  para llevar los niños al colegio y recogerlos luego, prisas para los encuentros amorosos furtivos, prisas para comer o ir a gimnasios…
¡Tanto correr para luego detenerse en una vulgar cafetería de gasolinera a descansar en vez de hacerlo en  este bellísimo inigualable entorno cargado de historia!

El paso de Despeñaperros es la Puerta de Andalucía. 

 La Puerta de Andalucía no está construida en mármol ni piedras finamente talladas como la Puerta de Alcalá, la Puerta de Toledo, o el Arco de Triunfo de París. Es un monumento natural. 

El nombre Despeñaperros se debe a que en las luchas contra los árabes por la  Reconquista los cristianos arrojaban a los infieles, considerados perros, por el barranco.

 La Sierra Morena, enorme muralla  que  protegía Andalucía de las invasiones medievales, abre hoy sus brazos en este punto para recibir a todos los visitantes. Justamente aquí los vecinos de esta zona  lucharon por la libertad, obstaculizando el paso de las tropas francesas por el desfiladero de Despeñaperros. Aquí comenzó la batalla. En 1808, vecinos de Venta de Cárdenas Aldeaquemada, Viso del Marques o Almuradiel, salieron de sus cortijos de Despeñaperros para luchar contra los franceses e impedirles el paso a Andalucía. Esta heroica resistencia se conmemora cada año en los pueblos de la comarca.

 

 

La derrota del  general Dupont en Bailén tuvo graves consecuencias para el Imperio  francés. La noticia se propagó por toda la península y forzó al rey  José Bonaparte a abandonar Madrid. Además, se demostró que  los ejércitos de  Napoleón no eran invencibles, tal como todo el mundo creía. Napoleón  hubo de acudir a la península con un nuevo y numeroso ejército para consolidar su dominio.

 

 En este lugar mi esposa y yo nos detuvimos por vez primera en nuestro viaje de novios, en febrero de 1970, y desde entonces lo hacemos cada vez que regresamos a Andalucía de nuestros viajes.

 
 

 Ayer nos sentamos en el mirador del restaurante y degustamos  exquisitos platos típicos andaluces:
  Sopa de ajo y  sopa de picadillo.
 2º Filete de lomo de cerdo con pisto y patatas a lo pobre con cebollas.
 De postre, tarta de Santa Elena
 

 













 





 Mi coche, un Ibiza blanco con doce años, aún no se pone rojo cuando sube las cuestas y disfruta llevándome a todos los sitios.Y con los tiempos que corren, creo que me hará compañía por muchos años.Tiene los pulmones sanísimos porque siempre duerme al aire libre.





4 comentarios:

  1. Ben tornato caro amico!

    Ma alegra saber que estás de regreso y que todo te ha ido muy bien, y ya veo que sí, por los cuentas y por las fotos que nos muestras. Realmente son lugares muy bonitos.
    Has hecho un post muy interesante.

    Ya se le extrañaba por estos lares, bueno, no sé bien quién es, pero así me dijeron....jajjaja

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Un paseo por Despeñaperros, es lo que tiene las autovías, se gana tiempo pero se pierden otras cosas que también tiene su encanto. Bellisimas fotos de un pequeño lugar con muchas historias. y un paraje excecpional

    ResponderEliminar
  3. Hola, genessis! Muchas gracias por tu visita y amables palabras, yo también os he echado en falta. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola, Mercedes! Gracias por estar siempre ahí.Tú seguramente ya conoces ese bello lugar de descanso y los miradores que hay en la carretera para contemplar el paisaje.
    Nosotros vimos varias parejas de buitres leonados sobrevolando el restaurante. Ahora la gente del entorno va sólo los fines de semana y los escolares en excursiones. Antes no se cabía ni había sitio para aparcar el coche. Tú lo sabes. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar