sábado, noviembre 24, 2012

¿TIENES FUEGO?

Ayer por la noche, cuando venía de recogida, pasé por un callejón muy oscuro ubicado junto a la catedral, que imponía un gran respeto dado el elevado índice de paro y de pobres que malviven en el país.
Iba yo cavilando en si finalmente yo podría acudir a algún Encuentro Poético más, habida cuenta de que nos han subido el IVA al 21% del papel higiénico y de los clínex, y eso, teniendo en cuenta que el pasado invierno sufrí una neumonía y gasté 39 rollos de servilletas de papel para sonarme los mocos, ya que el clínex era muy chico y me llenaba las manos, y 46 rollos de papel higiénico, debido a los descontroles intestinales que me producían los medicamentos para curar la neumonía es para pensárselo dos veces antes de comprometerse. Iba yo cavilando, decía antes de que ustedes me interrumpieran, pensando en voz baja que yo desvarío o soy gilipollas, cuando de pronto de entre las sombras escucho:
— ¡Shissssss! ¿Tienes fuego?
Y yo me giro y veo a un tío en pelotas sentado con el cigarrillo en la mano presto para arrimarlo al mechero y encenderlo.





 — ¿Qué hace usted aquí en cueros, con el frío que hace ya a estas horas?, le dije, con el corazón encogido y las tripas haciendo ruidos por el miedo
— Pues ya ves, que me han prohibido fumar dentro de la iglesia por ser un espacio público.

— ¿Pero tú quién eres?— le respondí un poco más tranquilo, aprovechando que él me tuteaba
— ¿Es que no lo ves? ¡El Cristo, coño!, el Hijo de Dios en persona. Uno que ya está harto de que abusen de mi buena voluntad. Ahora le han dado por los recortes. A mí también me recortan gastos. En vez que reducir viajes del Papa al extranjero, coches oficiales y recepciones me quitan la mula y el buey.
— Bueno, ¿ y qué vas a hacer sin mula?, le dije yo, muy interesado por saber cómo soluciona su problemas el Mesías.
—De momento tengo un camello que me provee de tabaco. Además, me van a entregar una choza para pasar las navidades; luego, no sé nada. Bueno, ¿me vas a dar fuego o qué?
—¡Cóño con las prisas, si tienes toda la vida por delante! Dentro de unos días te paren de nuevo.¡Ojala que yo pudiera renacer de vez en cuando. Por cierto: ¿Desde cuándo eres fumador? Yo creí que eras perfecto y no tenías vicios...
— ¿Y qué quieres que haga? Llevo 20 siglos tragando humo de velas e inciensos. Tengo los pulmones más negros que el futuro de Udargarín.
—Pues para que veas lo que son las cosas: Tú, que eres el Señor, fumas y corrompes el aire; yo, que no soy creyente, no fumo por respeto a la vida que me han regalado y al planeta que me cobija.
— Pues de nada te va a servir. Antes mandaba yo y premiaba a la buena gente; pero ahora el FMI, la señora  Merkel, el Ministro de Sanidad y sus médicos deciden quiénes deben morir y quienes quedarse. Así que lo mejor es que vivas lo mejor que puedas, que eso es lo que te llevas.
— Bueno, pues concédeme ganar la Lotería este año, y así podré disfrutar de verdad
—¡Otro egoísta que sólo piensa en el dinero!
— ¡Pues cómo no voy a pensar en el dinero, si hasta los condones que uso están remendados por que no me los puedo pagar con mi pensión! Egoísta dice el tío... !Anda, anda y cállate!
—¿No sabes ese que dice: es más difícil que un rico entre en el Cielo que un camello por el ojo de una aguja?
—Pues entonces nada, que te vaya bien. Adeu.


13 comentarios:

  1. Hola Juan, conseguiste hacer de una realidad estremecedora una historia divertida.
    Ademas hasta Jesucristo te da un toque para no perder la esperanza, se queda con el proveedor y la choza, y tú puedes pasar por el ojo o agujero de una aguja, incluso tienes abiertas las puertas del cielo, los ricos que se jodan.
    Por cierto por que se llamará ojo, al agujero de la aguja, si esta no ve.
    Lo dicho Juan, Muy interesante relato, se pueden sacar infinidad de reflexiones.
    Besazos Juan.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Mercedes, estoy pasando por el aro como todo el mundo. Al final nos quedaremos encueros.Los ricos en cambio ya disfrutan del cielo aquí en la Tierra jodiéndonos a los demás. Gracias por tu visita y comentario. Un beso

    ResponderEliminar
  3. JUAN QUE IMAGINACIÓN PONERSE A HABLAR CON EL MISMO CRISTO BAJADO DE LA CRUZ.
    UN BESO DESDE EL PURGATORIO LO DIGO POR TUS DESCOMPOSICIONES JEJEJE+

    ResponderEliminar
  4. Juan segundo de este corte pero igual de divertido, cuidado y son solo alucinaciones tuyas o el diablo disfrazado que se te presenta.

    Hasta pronto Mario

    ResponderEliminar
  5. Cualquier día hacen un ERE en el cielo y no va a quedar ni Dios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ja,ja,ja! marian, en algo hay que pasar el tiempo, y qué mejor que poniéndose al día con el Cristo, que todo lo sabe auqnue no nos solucione nada. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Pues ahora que lo dices, me pones en duda, Mario. ¡Sería el Diablo? No. no lo creo: el tipo parecía buena gente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, Toro Salvaje: se ha puesto de moda esto de los ERES y ya no hay quien los pare. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Qué has hecho Juan con mi Cristo solitario?
    Me he reido de tu ingeniosa ocurrencia, muy buen relato!
    Que no te pillen los dogmáticos porque te meten en cana...

    Abrazos fuertes querido amigo
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, genessis! Con tu Cristo solitario se puede hablar, es un buen hombre y me entiende. Quienes son intransigentes y verdaderamente malos son los que dicen representarlo.¡Mira que quitarle A Jesús la mula cuando él viaja en avión privado y escoltado por un caza de la Fuerzas armadas...!
    Un beso y feliz semana, guapa, me alegro de haberte sacado
    o alguna sonrisa

    ResponderEliminar
  11. Ja,ja...pobre Cristo con los pulmones negros. Aunque te digo yo que el futuro de Urdangarín como mucho será de un azulito celeste y ya verás como también entra en el cielo aunque haya que empujarlo para que quepa por la aguja, que siempre ha habido clases, Juan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. La verdad, Mamen , es que ya sabemos que Urdagarín no va a ir a la cárcel, allí sólo van los que roban un pantalón vaquero o un carrito de comida en carrefour. Y casi todos los reyes católicos son santos y vienen en el calendario: Isabel de Portugal, Fernando el Santo, Francisco Franco.. Bueno ése todavía no, pero figura en la agenda del vaticano para entrar en al corte celestial.Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  13. Interesante manera de verla vida Me ha gustado

    ResponderEliminar