sábado, noviembre 24, 2012

¿TIENES FUEGO?

Ayer por la noche, cuando venía de recogida, pasé por un callejón muy oscuro ubicado junto a la catedral, que imponía un gran respeto dado el elevado índice de paro y de pobres que malviven en el país.
Iba yo cavilando en si finalmente yo podría acudir a algún Encuentro Poético más, habida cuenta de que nos han subido el IVA al 21% del papel higiénico y de los clínex, y eso, teniendo en cuenta que el pasado invierno sufrí una neumonía y gasté 39 rollos de servilletas de papel para sonarme los mocos, ya que el clínex era muy chico y me llenaba las manos, y 46 rollos de papel higiénico, debido a los descontroles intestinales que me producían los medicamentos para curar la neumonía es para pensárselo dos veces antes de comprometerse. Iba yo cavilando, decía antes de que ustedes me interrumpieran, pensando en voz baja que yo desvarío o soy gilipollas, cuando de pronto de entre las sombras escucho:
— ¡Shissssss! ¿Tienes fuego?
Y yo me giro y veo a un tío en pelotas sentado con el cigarrillo en la mano presto para arrimarlo al mechero y encenderlo.





 — ¿Qué hace usted aquí en cueros, con el frío que hace ya a estas horas?, le dije, con el corazón encogido y las tripas haciendo ruidos por el miedo
— Pues ya ves, que me han prohibido fumar dentro de la iglesia por ser un espacio público.

— ¿Pero tú quién eres?— le respondí un poco más tranquilo, aprovechando que él me tuteaba
— ¿Es que no lo ves? ¡El Cristo, coño!, el Hijo de Dios en persona. Uno que ya está harto de que abusen de mi buena voluntad. Ahora le han dado por los recortes. A mí también me recortan gastos. En vez que reducir viajes del Papa al extranjero, coches oficiales y recepciones me quitan la mula y el buey.
— Bueno, ¿ y qué vas a hacer sin mula?, le dije yo, muy interesado por saber cómo soluciona su problemas el Mesías.
—De momento tengo un camello que me provee de tabaco. Además, me van a entregar una choza para pasar las navidades; luego, no sé nada. Bueno, ¿me vas a dar fuego o qué?
—¡Cóño con las prisas, si tienes toda la vida por delante! Dentro de unos días te paren de nuevo.¡Ojala que yo pudiera renacer de vez en cuando. Por cierto: ¿Desde cuándo eres fumador? Yo creí que eras perfecto y no tenías vicios...
— ¿Y qué quieres que haga? Llevo 20 siglos tragando humo de velas e inciensos. Tengo los pulmones más negros que el futuro de Udargarín.
—Pues para que veas lo que son las cosas: Tú, que eres el Señor, fumas y corrompes el aire; yo, que no soy creyente, no fumo por respeto a la vida que me han regalado y al planeta que me cobija.
— Pues de nada te va a servir. Antes mandaba yo y premiaba a la buena gente; pero ahora el FMI, la señora  Merkel, el Ministro de Sanidad y sus médicos deciden quiénes deben morir y quienes quedarse. Así que lo mejor es que vivas lo mejor que puedas, que eso es lo que te llevas.
— Bueno, pues concédeme ganar la Lotería este año, y así podré disfrutar de verdad
—¡Otro egoísta que sólo piensa en el dinero!
— ¡Pues cómo no voy a pensar en el dinero, si hasta los condones que uso están remendados por que no me los puedo pagar con mi pensión! Egoísta dice el tío... !Anda, anda y cállate!
—¿No sabes ese que dice: es más difícil que un rico entre en el Cielo que un camello por el ojo de una aguja?
—Pues entonces nada, que te vaya bien. Adeu.


jueves, noviembre 22, 2012

ARGO, la película


El pasado sábado, mi hijo me llamó por teléfono desde Madrid y me dijo: «Acabo  de ver  la película "ARGO". No te la pierdas».


Y ayer  mi esposa y yo fuimos al cine a verla.


La película está basada en hechos reales considerados secretos de estado durante décadas y que salió a la luz  cuando los archivos fueron desclasificados. En ellos se muestra cómo la CIA organizó el rescate a vida o muerte de seis rehenes estadounidenses que se hallaban escondidos en la Embajada de Canadá en Teherán. Se estudiaron varias ideas y se eligió la menos creíble y la más difícil de realizar.


La verdad es que a medida que iba viendo la cinta mis recuerdos me trasladaban a los años setenta, cuando el Sha era portada habitual de las revistas europeas del corazón, como el Hola. Mientras en Irán actuaba como el verdadero y temido dictador que era, asesinando a los disidentes y a sus familias, incluso a madres amamantando a sus hijos, el Sha Reza Pahlevi aparecía como víctima del destino en todas las portadas de la prensa mundial. Casado con la reina Fawzia de Egipto, fue abandonado por ésta porque ella no se adaptaba a la vida de Persia. Más tarde se casó con Soraya, la princesa de los ojos tristes, llamada así porque fue repudiada por el Sha por ser estéril. Finalmente contrajo matrimonio con Farah Diva, quien le dio el heredero deseado.


 El declive de Reza Pahlevi comenzó cuando la revolución islámica de Irán (1979), dirigida por el ayatolá Jomeini. Éste consiguió su derrocamiento, y el ultimo Sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi,  tuvo que exiliarse acusado de crímenes contra la Humanidad y  apropiación de fondos públicos. En la película se dice que "Llevaba tantos lingotes de oro que el avión tenía dificultades para despegar"


  Sinopsis publicada:


 “Argo” nos relata cómo el 4 de noviembre de 1979, mientras la revolución iraní alcanzaba su punto álgido, algunos militantes irrumpieron en la embajada de Estados Unidos en Teherán y tomaron cincuenta y dos prisioneros estadounidenses. Sin embargo, en mitad del caos, seis de ellos logran escapar y encuentran refugio en casa del embajador canadiense. Sabiendo que es solo cuestión de tiempo que les encuentren y, muy probablemente, les maten, un especialista de la CIA en operaciones especiales llamado Tony Méndez urde un arriesgado plan para sacarlos del país. Un plan tan increíble que solo podría salir bien en una película.

La trama que presenta la película es  fascinante. Presenta un mundo  tan convulso y radical como el que estamos viviendo hoy en día. En la operación de rescate  se involucran no solamente las agencias secretas de EE.UU y Canadá sino también los grandes estudios cinematográficos de Hollywood. Una realidad que supera a la ficción, con magníficas fotografías, sobredosis de emoción y una bonita banda sonora. Os la recomiendo






sábado, noviembre 17, 2012

LAS MIGAS


Hoy voy a compartir una receta popular en Andalucía durante los llamados «Años del hambre», plato único en los hogares de los jornaleros de la Sierra de Cádiz, que al paso que vamos no tardará en volver a ponerse de moda. Actualmente se sirve en muchos restaurantes, pero añadiendo productos de los que carecíamos en los años 40: jamón, chorizo, panceta...  La receta original, la explico en mi novela.

Fragmento de mi novela  La pista del Lobo, página 128:




 «Estábamos sentados alrededor de la mesa camilla, cenando. Mi madre nos había preparado unas migas, el plato único en las casa de los jornaleros pobres. Se trataba de una receta sencilla y barata: en una sartén grande se vertía un vaso de aceite y se freían dos tomates con tres o cuatro ajos picados. Cuando el tomate estaba frito  se llenaba la sartén con migas de pan, se removía todo y se añadía el agua y la sal; luego se dejaba hervir hasta que se consumiera el agua totalmente. Resultaba así una masa  de miga de pan caliente, como si fuera puré, con sabor a ajo. Como no había segundo plato, solíamos rebañar la sartén con pan. Precisamente estábamos haciendo eso cuando oímos  en el porche el ruido de cascos de caballos. Nos quedamos callados, esperando. Poco después llamaron a la puerta».

Ayer mi mujer hubo de ausentarse durante toda la mañana y decidí hacer la comida. Quise sorprenderla preparándole unas migas a la antigua usanza, tal como las  hacía mi madre  pero añadiendo un poco de chorizo para que no me protestara. ¡Le encantó, se chupaba los dedos y me ha pedido que la haga de vez en cuando en los fríos días del invierno!
Ingredientes para dos personas:

Dos tomates

Medio pimiento verde, medio pimiento rojo.

Media cebolla

Una cabeza gruesa  de ajos

Aceite, sal

Un trozo de chorizo ahumado (50 a 100 gramos)

Media barra de pan duro ( 200gramos)


Se quita la piel del tomate y se corta en pequeños trozos, y se  pican los ajos, la cebolla y se corta el chorizo en trocitos pequeños.

Se pone una sartén grande y honda en el fuego. Se echa medio vaso de aceite.

Se  añaden los ajos , la cebolla, el pimiento y el chorizo y se hace un refrito.

Antes de que el ajo se pase y se ponga negro, añadir el tomate y un poco de sal (muy poca, ya que el pan y el chorizo contienen sal). Con un tenedor ir aplastando el tomate para que se triture, y removerlo todo

Dejar al fuego unos cinco minutos removiéndolo todo de vez en cuando.

Añadir el pan cortado en rodajas o desmenuzado. Remover todo y con la espumadera o el tenedor ir  cortando y desmenuzando el pan hasta formar una masa.



Echar una taza y media  de agua y dejar hervir hasta que se consuma. Dejar reposar un cuarto de hora y luego servir.

viernes, noviembre 16, 2012

A LA SOMBRA DEL OMBÚ, novela




Recomendado por mi esposa, a quien a su vez se lo recomendaron unas amigas, he leído el libro "A la sombra del ombú". Me ha gustado mucho.
Es la historia de un primer amor, un amor prohibido. Una historia romántica no aceptable  para la sociedad: el amor profundo entre dos primos hermanos, Sofía y Santiago.

En la  inmensidad de la Pampa argentina existe una hacienda,Santa Catalina, administrada por los descendientes del fundador en el siglo XVIII. Entre ellos viven dos primos hermanos, que se enamoran perdidamente el uno del otro.

Ambos se reúnen bajo las ramas de un frondoso ombú, un árbol mágico, al cual confían sus sueños. Encaramados en sus ramas, los enamorados cerrarán sus ojos y expresarán  un deseo. Ignoran lo que la vida les depara antes de que vuelvan a reunirse en aquel mismo sitio veinticuatro años más tarde. Porque con 17 años ella se queda embarazada y es enviada por sus padres a Suiza para abortar.
La vida de ambos será un infierno; la familia interceptará las cartas de ella, de manera que el chico ignora su paradero  y creerá  que su novia  le ha olvidado. Cada cual sigue su vida y forman una familia. Sofía regresará años más tarde; pero ...

Los capítulos finales aportan una sorpresa impactante en el lector, que devora con ansia las páginas  para saciar la curiosidad.
Una novela que hace reflexionar sobre las oportunidades perdidas y la sensatez o locura de aprovechar   segundas oportunidades. Sobre elegir entre las  apariencias y las buenas formas ante la sociedad y la felicidad  propia y la de los hijos. Un canto a la amistad sincera, al  amor verdadero y a la Naturaleza.


SINOPSIS PUBLICADA

Hija de un hacendado argentino y una católica irlandesa, Sofía jamás pensó en que habría un momento que tendría que abandonar los campos de Santa Catalina. O quizás, simplemente, ante tanta ilusión y belleza, nunca pudo imaginar que su fuerte carácter la llevaría a cometer los errores más grandes de su vida y que esos errores la alejarían para siempre de su tierra. Pero ahora Sofía ha vuelto y, con su regreso, el pasado parece cobrar vida. Pero ¿podrá ser hoy lo que no pudo ser tantos años atrás? Quizás sólo con ese viaje podrá Sofía recuperar la paz y cerrar el círculo de su existencia.

jueves, noviembre 15, 2012

YO TAMBIÉN ESTUVE ALLÍ


Ayer, día 14 de noviembre, a las seis de la tarde, el Foro Social había convocado a los portuenses delante del Ayuntamiento para manifestar nuestra protesta por la política antisocial que está llevando a cabo el Gobierno. Unas tres mil personas  llenaron la plaza y después de escuchar a los organizadores fuimos todos pacíficamente a recorrer el centro urbano de la ciudad. Al llegar a la plaza Isaac Peral se cantaron algunas consignas y después de la actuación de unos jóvenes raperos la manifestación se  disolvió.







Hoy, cuando salga a la calle y me encuentre con mis vecinos en la plaza o en el bar seguramente me preguntarán por qué yo, que estoy jubilado y no tengo que sufrir los zarpazos del hambre ni los desahucios de los que están en el paro sin esperanzas de encontrar durante años, quizás ya nunca, un trabajo. Por qué yo, decía, hice huelga y asistí a la manifestación de ayer, me preguntarán con sorna.


 Cuando ellos, prejubilados de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, de las grandes multinacionales y/o funcionarios del Ayuntamiento o de la Junta de Andalucía, haciéndose eco de la palabrería del ministro y de los empresarios, afirmen que no es el momento, que la huelga no ayuda, que no sirve de nada... me brotarán, sin duda alguna -me conozco bien-  espontáneas y atropelladas  palabras para responder, quizás airadamente, a sus estúpidas y egoístas alegaciones de esclavos y lameculos. Pero nada mejor que responderles con las hermosas y certeras declaraciones que la excelente poeta Ana Montojo publica en su blog, que asumo y hago mías palabra por palabra:

YO, COMO NO ENTIENDO...


Quiero una huelga donde vayamos todos.
Una huelga de brazos, piernas, de cabellos,
una huelga naciendo en cada cuerpo.
(Gioconda Belli)



Dicen los entendidos que no toca,
que ahora no es el momento,
que si la economía
y que si los mercados
y que no sé que prima que ponemos en riesgo.

Y que además saldremos muy feos en la foto.

Por lo visto las huelgas hay que hacerlas
cuando no existen pobres,
cuando todos habitan en casas confortables
y se acuestan sin miedo a que los echen
y todo el mundo ejerce su derecho al trabajo
con un salario digno.

Cuando el futuro espera cargado de promesas
a todos nuestros jóvenes
y no tienen que irse a vivir a otro mundo.

Cuando a nuestros ancianos los atiende el Estado
en justa proporción a lo que dieron,
cuando a los inmigrantes que se juegan la vida
los acoge un país con los brazos abiertos.

Pero yo, que no entiendo, ¡qué ocurrencia!
voy y me pongo en huelga
cuando el hambre se adueña de las calles,
cuando el miedo se agarra en las tripas vacías,
cuando el trabajador está dispuesto
a agachar la cerviz por un sueldo de mierda
y se deja pisar por que coman sus hijos.

Cuando a los que son jóvenes
se les muere el futuro
y ni siquiera tienen ni fuerzas para amarse,
cuando los que son viejos ambicionan la muerte
como única salida.
Yo, es que, como no entiendo,
voy y me pongo en huelga.


domingo, noviembre 11, 2012

EL CASTILLO DE SAN MARCOS




 Dice el refrán que « En casa del herrero, cuchillo de palo». Se refiere sin duda al hecho común de interesarse  más por las cosas externas que por las propias. Y en mi caso viene como anillo al dedo dado que en los últimos años me he dedicado a visitar monumentos de otras  ciudades despreciando los del lugar en que vivo. Como los veo a diario, me digo: Estos no se me van a escapar, comenzaré por ver los de otros lugares.

Y resulta que por una razón u otra El Puerto de Santa María, la ciudad que me adoptó en 1982 es casi una desconocida para mí: de los tres monumentos importantes que posee, dejando aparte sus numerosa bodegas visitables, sólo conozco dos: la Iglesia Prioral y el Castillo de san Marcos. En el otro, la Real Plaza de Toros, no se me ha perdido nada: amo a los animales y, por consiguiente, soy antitaurino.

El castillo, ubicado en el  centro de la ciudad, lo he visitado en dos ocasiones, invitado  a asistir  a una conferencia sobre  Seguridad Ciudadana en la capilla del castillo, y otra acompañando al Secretario Local del sindicato CC. OO a una degustación de vino en la bodega del castillo. Éstas son las únicas piezas que he visto del interior. Mi esposa nunca ha entrado, a pesar de que llevamos 30 años viviendo en la ciudad.  

Y ayer, sábado día 10 de noviembre leo en el Boletín de Ocio de El Puerto que había jornada de puertas abiertas a las 13`30 horas, con visita guiada y copa de vino incluidas.

Esa hora no nos convenía y decidimos ir al centro de la ciudad a  las once, para realizar unas compras y visitar el castillo.

Primera sorpresa: aunque el Boletín declaraba el sábado Día de Puertas Abiertas, el vigilante me dijo que se trataba de un error y que  había de pagar una entrada de 6 euros por persona.  La visita gratis era la de las 13`30, pero ya se había cerrado el número de invitaciones, copadas sin duda por las autoridades y sus amigos, como sucede siempre.

Bueno, de acuerdo, pagaré las   dos entradas— le dije. Entré en el recinto, pero antes de dirigirme a la taquilla  quise hacer algunas fotos del patio interior y el vigilante se acercó y me dijo:

— Las fotos en el interior del castillo están prohibidas.

O sea: 1º  Pagas una entrada en un día declaración de puertas abiertas. 2º Al ser el castillo una propiedad privada, no hacen descuento en el precio de la entrada, como conceden en todos los museos y monumentos  públicos. 3º Y encima no permiten hacer fotos para el recuerdo

Me quedé pasmado. Yo no tenía mucho interés en la visita porque ya había visto lo principal y sólo me faltaba por ver la sala  restaurante reservada a celebraciones de bodas y comidas de empresas, pero ya que había venido hasta allí  deseaba que mi esposa disfrutara de la visita guiada..

Fue mi esposa la que habló primero: Juan, vámonos y que le den al castillo. El interior ya lo conocemos por las fotos y videos  de los reportajes turísticos y las que hiciste las dos veces que has  entrado. Prefiero que nos sentemos en una terraza en pleno centro y nos tomamos el aperitivo.

Así que pensaba compartir con vosotros un reportaje de la visita; pero como no se llegó a realizar solamente os mostraré las fotos del exterior del castillo y un resumen de su historia


El castillo de San Marcos es el  más importante y atractivo monumento de El Puerto de Santa María. Actualmente  pertenece a Bodegas Caballero, ya saben la del Ponche Caballero y el vino fino Pavón. El castillo se puede visitar todos los día de 10 de la mañana previo pago de una entrada. También se puede usar para celebraciones de bodas ,comuniones y otros eventos en sus dos salones. Contiene zonas ajardinadas

                                                                   HISTORIA

El Castillo de San Marcos de El Puerto de Santa María se construye sobre una antigua mezquita islámica, transformada en iglesia fortificada en tiempos de Alfonso X El Sabio hacia el año 1264, quien fortificó el santuario con cuatro torres, dos de planta hexagonal y las otras dos de planta cuadrangular, utilizándose la planta baja de las primeras como capilla mayor para la Virgen de los Milagros.

El castillo sirvió de defensa contra nuevas invasiones del norte de África. Más tarde pertenecería a Guzmán El Bueno, quien a su vez lo dona a su hija Leonor de Guzmán en 1306 con motivo de su matrimonio con Luis de España, dando comienzo así a la Casa de los Medinaceli.
 
En este castillo se recibieron a dos ilustres marinos: Cristóbal Colón y a Juan de la Cosa. Fue aquí donde en el año 1500 Juan de la Cosa pintó sobre pergamino de 93 x 183 cms el Mapa-Mundi cuyo  original  se conserva en el Museo Naval de Madrid.

 


 

El puerto de Santa María fue incorporado a la Corona de castilla en 1729, pero la Casa de Medinaceli retiene la propiedad del castillo. En el año 1868 el castillo fue abandonado y no fue hasta la década de los 40  del siglo pasado  que fue restaurado.

Actualmente pertenece a la famosa firma bodeguera portuense Bodegas  Caballero.

Fotos del castillo y su entorno




Abajo: Fotos del interior del castillo sacadas de internet


jueves, noviembre 08, 2012

ANTONIO CAPILLA LOMA, POETA Y AMIGO


Si bien de vez en cuando  escribo algún poema, lo mío siempre ha sido la  narrativa; me gusta más crear historias de aventuras y plasmarlas en el folio blanco  o en la pantalla.

Pero en los últimos tres años he acompañado a amigos y amigas en sus presentaciones  de libros, les he comprado ejemplares firmados y sin darme cuenta he coleccionado una veintena de poemarios, de cuyo contenido no recuerdo ahora ningún poema  que me haya llegado. Los leí y los guardé. No están mal, no; pero nunca más los he cogido de la estantería ni he meditado en sus variados  temas.

Pero como sucede en otras materias, de vez en cuando encuentras una joya cuando cae en tus manos un poema que te emociona, que te llega al alma, y necesitas continuar leyendo, y  conocer al autor y seguir su obra.

 
En mi  caso, me ha sucedido eso  con Antonio Capilla Loma. Leí algún fragmento de los que publica en Facebok y visité su blog, "La voz que no se apaga", y poco a poco nació en mí una empatía hacia él y lo que escribe, que  no es otra cosa que  un canto a la vida, al amor y a la esperanza por un mundo justo, solidario y pacífico.

He seguido su trayectoria y he observado que es un luchador, un hombre que  ama la verdad y la justicia  y no duda en manifestarse en la calle con sus alumnos para reivindicar los derechos que poco a poco nos van quitando.

Me llevé una grata sorpresa al ver  un par de poemas suyos en la  Antología de Poetas  del 15 de Mayo, en la cual también se halla uno mío: «Tormenta en la plaza de Catalunya».

Luego me  he encontrado con él en cinco Encuentros de Poetas de la Red: Granada, Sigüenza, Córdoba, Peñíscola y Málaga en los cuales he podido disfrutar escuchando de su propia voz sus  bellos poemas.

Muchos de los  poetas que acuden a esos encuentros llevan consigo ejemplares de sus obras, pero luego se las llevan de vuelta  a sus casas. Es lógico si uno piensa que si acuden 60 autores nadie  va a comprarle un libro a cada uno, suficiente gasto supone cruzar media España para acudir al evento.

Pero en el caso de Antonio Capilla fue diferente: cuando al finalizar el verano comprobé que él estaba inscrito en el II Encuentro de Poetas Andaluces de Ahora, que debía celebrarse en Málaga el 27-28 octubre, le escribí rogándole me llevase un ejemplar de su poemario Viento del Sur dedicado y yo le llevaría uno de mi novela La pista del Lobo.
 

Así fue. Antonio no sólo me entregó el libro solicitado sino que además me obsequió con otros dos: El corazón al viento, y El fuego en la palabra.

Ayer terminé de leer la novela que tenía entremanos y comencé a leer los poemarios de Antonio. Los devoré, ya los he leído. Entre los tres suman 270 páginas de poesía buena. Puedo asegurar que una de cada tres poesías llegan a lo  más profundo, y hacen reflexionar.
  
Antonio Capilla Loma es una persona que se hace querer enseguida: es humilde, amable, atento, escucha con interés a quien le habla,  muestra un trato cálido y cercano y se interesa por las personas. Otros, con igual o menor bagaje cultural, se muestran distantes y miran por encima del hombro.

Curiosamente, Antonio Capilla  tiene algo en común con mi hijo el menor, Rubén: ambos conocieron a una chica gallega, de Orense, se enamoraron  y celebraron la boda en el mismo lugar: Restaurante Los caracoles, en Pereiro de Aguiar. Una tercera parte del poemario Viento del Sur se compone de poemas  dedicados a Raquel, la dulce esposa de Antonio. Son verdaderamente tiernos.
 
 
 Además de excelente poeta, Antonio Capilla Loma es profesor. 
Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, Diplomado en Magisterio en la especialidad de Lengua y  Literatura. Desde hace más de 30  años se dedica a la docencia, actualmente es profesor en el IES Arquitecto Peridis , en Leganés.
Ha colaborado con algunas revistas especializadas y ha ganado un segundo premio en un certamen a nivel nacional.

Sus libros los publica la editorial Huerga & Fierro y se pueden conseguir en las librerías especializadas madrileñas  y en  todo el mundo  bajo pedido por la Red.

                  Páginas abiertas al azar  de VIENTO DEL SUR
 




 



 
 
  
 
Si os gusta la poesía, buscad los libros de Antonio Capilla en La casa del Libro, en Huerga & Fierro o simplemente escribid en el buscador el título o el nombre del autor y veréis todas las opciones.

sábado, noviembre 03, 2012

DESAHUCIOS



En los últimos cuatro años, más de cuatrocientas mil familias han sido desahuciadas. Actualmente se realizan 500 desaucios diarios ante la indiferencia de los políticos. Las manifestaciones y recogidas de firmas de los ciudadanos está dejando en evidencia a los parlamentarios  y ya comienzan a oírse voces en el Parlamento y entra los jueces.
Mi granito de arena reivindicativa, además de mi apoyo en las calles, es este poema que recité en el II Encuentro de Poetas Andaluces de Ahora, celebrado los días 27,28,29 de octubre de 2012  en Málaga