miércoles, febrero 27, 2013

LA AGENDA OLVIDADA




 Esta mañana,  buscando un objeto en el trastero, me he encontrado con esta vieja agenda. Es una de las que usaba en Francia como  Diario. Hubo otras muy interesantes que contenían  declaraciones y datos proporcionados por antiguos combatientes  republicanos en nuestra sangrienta Guerra Civil, los cuales utilicé para escribir mi novela «La pista del Lobo».
Y tal como hice con aquéllas, voy a pasar a limpio las notas que contiene ésta antes de deshacerme de ella. Poco a poco iré publicando en este blog el resultado de la transcripción, que formarán parte del libro que estoy escribiendo sobre mis memorias como emigrante, un proyecto que tengo un poco abandonado.
En esta agenda tengo las siguientes notas sobre el pueblo El  Vergel (Alicante):

1 Mi familia  se instala en Vergel
2 El cura que se apoderó  de una finca que una anciana donó a la iglesia del pueblo.
3 Cuidados que necesitan los naranjos.
4 Don José María  Oriol, Marqués de Urquijo, mi primer empleador.
5 Discriminación hacia los castellanos
6 Mis escarceos amorosos, la oposición de los padres y las consecuencias.
7 El mal de ojo o el poder de la mente.
8 La emigración española.

Sobre mis primeros pasos en  París:

1 Mi aventurado viaje en autocar a Francia.
2 El Star Hotel.
3 La dificultad de encontrar trabajo.
4 Isabel, la novia del Moro
5 Nicole, la novia de Paquito.
6 El Chato y Suzianne.
7 Sobreviviendo sin trabajo en París
8 Ladillas a granel
9 ¡Al fin un contrato!
10 La multinacional Carnaud Basse Indre.








6 comentarios:

  1. Me has recordado, mi aventurado viaje allá por los 70, cuando llegué a Basilea sin pasaporte y con los civiles en los talones, es una suerte que hayas conservado algo tan valioso,
    me encantará leer el libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante.
    Se aprende más de las vivencias de los demás que de los libros.
    Tengo ganas de que publiques.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo algunas agendas antiguas y seguro que el día que me decida a abrirlas recordaré cosas que habré olvidado. Puede que también den para escribir algo. Las tuyas parecen muy interesantes, te animo a que las retomes ya en serio. Un abrazo amigo Juan

    ResponderEliminar
  4. Hola, Anna! No sabía que habías estado en Suiza, creí que cuando niña habías emigrado a Barcelona y ya está.
    Bueno, pues me alegro de tener algo más en común contigo. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus ánimos, Toro Salvaje.Espero te guste el contenido de mi agenda. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Juan Risueño! Pues nada, a escribir se ha dicho. Y va para ti también, pues siempre hay algo que merece la pena contar de nuestro pasado. Un abrazo

    ResponderEliminar