lunes, marzo 11, 2013

MIEDO A SER LIBRES





Ayer  abrí la puerta de la jaula  y me quedé un rato observando qué hacían  mis pájaros ninfas con su libertad.
Las pobres aves nacieron enjauladas en una tienda de mascotas, y así llevan el año largo que hace que están conmigo. Yo quería que ejercitasen  sus alas  revoloteando libremente por la casa. Cerré las ventanas del exterior y les abrí la puerta del jaulón.

Curiosamente ellas no aprovecharon la oportunidad que les brindaba de ser libres: la hembra se quedó dentro del nido y el macho salió a reconocer el exterior de la jaula. Gritaba mucho para llamar a la atención, pero no se decidía a volar.Acostumbrado a trepar por la reja sin poder usar sus alas, continuaba trepando y bajando por ella sin pensar en usarlas.
Sólo  cuando le acerqué las manos echó un corto vuelo, muy nervioso y asustado, sin atreverse a entrar y conocer las habitaciones de la casa. Al instante regresó a posarse en la jaula.

Preferían permanecer entre rejas,  alimentándose con lo que sus amos quisieran darle, a tener que enfrentarse a la vida en un mundo libre pero competitivo.

Esa actitud me llenó de tristeza al encontrar gran similitud con nuestra Historia.
Hace  35 años, a nuestra querida España  le abrieron las rejas de la dictadura y el oscurantismo  y le concedieron la oportunidad de volar en libertad  para desarrollarse y ampliar conocimientos, asociándose  con otros países libres en el proyecto del bienestar de la humanidad.
Pero es duro constatar que los españoles no hemos sabido aprovechar esa oportunidad. Hemos gritado mucho para llamar la atención sobre las injusticias y deficiencias, logrando mejoras sustanciales en nuestros derechos y deberes. Pero después de un corto vuelo hemos tenido miedo y hemos regresado a la jaula, a la seguridad de las rejas, prefiriendo vivir de la ración controlada de pienso que la Europa capitalista nos proporciona con altos intereses antes que lanzarnos a descubrir nuevas formas de  organizarnos y desarrollarnos, eliminando el sistema corrupto de las castas políticas que nos ha mantenido engañados  con falsas promesas y nos ha convertido en esclavos de la banca.

 Lo que está sucediendo hoy en España no tiene nombre, es vergonzoso, escandaloso: aquí los corruptos campan a sus anchas, son impunes ante la Ley,  nadie  los encarcela ni los echa de sus poltronas,  ni ellos dimiten. Todo vale para gobernar, si no se ganan las elecciones se busca el apoyo de otros para buscar mayorías y echar al ganador,  incluso gracias al voto de un acosador de mujeres. Seguimos manteniendo vicios del pasado, gobernando con chulería y despotismo,  amenazando con el empleo de la fuerza, machacando a los que usan su derecho a manifestarse en la calle, borrando de un plumazo los derechos adquiridos, eliminando a los jueces molestos y cerrando la boca de la prensa investigadora.
                                                                                                                        

11 comentarios:

  1. Amigo Juan, corren malos tiempos, pero el miedo a volar debe desaparecer y quitarnos los barrotes de las mentes que nos oprimen las ideas. Es la única forma de echar a estos corruptos de sus poltronas, romper la sumisión y buscar la libertad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si yo lo sé, Antonio,sé que debemos volar a pesar del mal tiempo. Lo que no sé es qué hacer para colaborar en eliminar esa basura del poder. Durante años he votado en blanco siguiendo la teoría del Nobel Saramago en su novela sobre la Lucidez.Luego voté a los que surgieron del 15M pero los 350 votos se perdieron la no alcanzar el limite fijado en la Ley.En Andalucía voté a IU por sus promesas de insumisión al Gobierno y Bruselas, pero ya has visto que por una poltrona se ha unido a los que siempre han gobernado en Andalucía . Y todo vuelve a ser lo mismo. Por lo que oigo y leo, creo que la gente está confundida no sabe en quien confiar ni a quién votar ya. Yo ni siquiera sé si votaré más.Aquí hace falta algo nuevo, lo demás son parches. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo has clavado.
    Es tal como dices.
    Yo creo que nos hemos vuelto cobardes.
    Creo que pensamos como esclavos.
    Que pena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cuantas verdades has dicho Juan, tú dices cosas reales sobre España, pero yo pienso en otros paises del sur y es lo mismísimo.
    Ese mal de vivir "enjaulado", parece ser un mal mundial.

    Abrazos de martes.

    ResponderEliminar
  5. Juan:
    Recuerda que siempre pretendemos quedarnos en nuestra zona de confort
    es menos aventurado y para muchos que le temen a lo incierto es mejor quedarse en lo conocido.


    un gusto leerte mario

    ResponderEliminar
  6. Lo mismo pensé yo el otro día, Toro salvaje. Vi en las noticias imágenes de las manifestaciones celebradas en más de 60 ciudades españolas. En la de Cádiz éramos unos 500 personas.
    Sólo eso, 500. Y Cádiz es el número uno en Europa con un 40% de paro.
    Yo pensé: los gaditanos piensan como esclavos.
    Gracias por tu comentario. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues tienes mucha razón, amiga genessis. Sólo vemos lo cercano, pero en otros países también lo pasan mal.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Eso es verdad cuando se vive confortablemente, Mario; pero cuando te roban tus bienes y derechos deberíamos luchar por mantenerlos y no agachar la cabeza.¿Qué será lo siguiente?
    Un abrazo amigo, sé que en tu país la cosa está muy mal, mucha inseguridad. espero que el mundo cambie pronto o no sé qué va a pasar

    ResponderEliminar
  9. Juan:
    De pronto me vio a la memoria cuando los etarras estaban muy activos en España, que detonaban coches bomba en casi cualquier lugar donde pudieran matar muchas personas, aquí en México veíamos la noticias y nos alarmábamos con la cantidad de muertos y el modo en que se daban lo hechos.
    Algo similar pasa con nosotros ahora, si están pasando cosas terribles pero de alguna forma la gente sigue su rutina diaria y trata de salir adelante no queda mas remedio.
    Esperemos que pronto se solucionen esos problemas y vivamos en armonía.

    hasta pronto mario

    ResponderEliminar
  10. Cuando las personas en general no son justas, sus gobiernos tampoco.
    Lo que está pasando en España, lo han vivido en otros países, crisis, abusos, corrupciones, injusticias. Ahora el mundo se revela contra sus gobernantes, mejor sea así, que pueblos contra pueblos guiados por esos mismos gobernantes, como sucedía más a menudo en el pasado.
    Sucede que igual en las crisis las personas son más solidarias y se ayudan más unos a otros.
    Donde hay poderes, hay abusos.
    Lamentablemente...
    Un abrazo Juan y mantengamos la esperanza, que nos hemos visto muy bien y podemos vernos peor que ahora incluso.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, amiga.Muchas gracias por tu excelente comentario. Un beso, Marian.

    ResponderEliminar