martes, mayo 14, 2013

CUANDO YO ME VAYA


Cuando yo me vaya lejos,
en busca del horizonte infinito,
dejando atrás heridas, alegrías,
amigos y enemigos,
sin otro bagaje que mi amor incomprendido.
Con el corazón abierto,
mostrando las múltiples heridas
que me hice a lo largo del camino.
Cuando llegue ante la fuente de energía
que a todos nos da vida
y me postre ante el Supremo Juez,
sin miedo a nada peor de lo que he sufrido
Y Él me pregunte qué deseo,
para que me sea concedido,
antes de arrojarme al eterno olvido.
Le diré que te ame como yo te amé,
que te cuide por muchos años
y te guarde un lugar preferente a su lado
Para que tu luz, ésa que tanto me deslumbró
y que hizo añicos mi corazón,
ilumine para siempre los espacios infinitos.

Juan Pan García
Registrado CA- 00286-2008


10 comentarios:

  1. Vaya Juan me ha sorprendido, no sabia que escribías poemas tan profundos.
    Cuando la duna del desierto pierda su altura/ y se convierta en una inmensa playa de luz/ no habrá otro juez que te pregunte/ las preguntas las harás tú.
    Muy bonito.
    Besos Juan por tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, Mercedes!
    Esa bonita frase que citas creo que le he escuchado antes,creo que en un video; pero no sé de quién es.¿Me lo dices tú? Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hermoso poema Juan,
    muy profundo en contenido,
    pero cómo tú dices que no crees, si crees más que un creyente!

    Abrazos querido amigo.
    Un beso de martes.

    ResponderEliminar
  4. El verso me gusta.
    Pero eso no es nuevo ya que tú eres un poeta con todos sus avíos.
    El argumento es el que pongo en duda porque no creo que cuándo estiremos la pata haya nadie en ningún lado para recibirnos.
    ¡Precioso Juan!

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias genessis!
    Querida amiga, a la vejez volvemos a ser niños: perdemos el pelo,perdemos los dientes y nos creemos los cuentos que nos narran los adultos.Tal vez sea eso.
    En serio: creo que soy agnóstico porque intuyo una fuerza inteligente superior que es origen del universo; pero no entiendo, mi inteligencia no da para tanto, cómo puede existir algo así. Siento un gran respeto por la Naturaleza, por los astros y todo lo que encierra el universo y lo veo todo tan perfecto, tan cronometrado, con leyes físicas y matemáticas tan exactas(rotación,gravedad, estaciones, temperatura....)que no pueden ser producto del azar ni de una explosión descontrolada. Lo que no creo es en las religiones que viven a costa de la buena fe y/o de la ignorancia de las personas y publicando que tienen la verdad y todas las respuestas. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco lo sé, María, y no tengo ninguna prisa por comprobarlo, ¡ja,ja,ja! gracias por tu amables palabras. Besos

    ResponderEliminar
  7. Te felicito por el poema.
    Es de esos poemas que se escriben con lágrimas.
    El poema es muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias,amigo Toro Salvaje.Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me alegro te guste la frase Juan, es mía, una de mis reflexiones, solo mía, que te dedico con mucho gusto.
    Si no lo hubiese sido firmaría nombre de autor como es mi costumbre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Pues muchas gracias, Mercedes!Un beso

    ResponderEliminar