miércoles, mayo 08, 2013

LA PRIMAVERA


 Ha llegado el buen tiempo y antes de que llegue la avalancha de turistas y se saturen las playas y uno  no encuentre sitio ni para sentarse, es bueno aprovechar estos días primaverales de perfecta temperatura, (28º a las once de la mañana) ni mucho calor ni frío, para pasear con mi mujer por la arena y recorrer a pie   la Playa de Poniente  en Valdelagrana.
Esta larga playa de arena fina y amarilla es una de las pocas playas vírgenes del litoral gaditano protegidas contra la voracidad de  las inmobiliarias, pues a pesar de la enorme y continuada presión ejercida para construir hoteles y edificios, no han podido doblegar a los responsables de Medio Ambiente de  la Junta de Andalucía.
La playa  limita al norte con la urbanización Valdelagrana, a poniente con el mar y a levante con el Parque Natural de Los Toruños,  espacio protegida de aves acuáticas, camaleones, cangrejos y otras especies. Al sur limita con el río San Pedro y el término de Puerto Real.
Hoy me he dado el primer baño. El agua estaba buenísima y después de haberme mojado los brazos y el cuello me he lanzado al agua y no he notado ninguna impresión desagradable, al contrario: apetecía permanecer en ella.





Mi esposa se ha dedicado a recoger conchas finas de diversos colores para adornar algún tiesto de casa, tal como hace cada año.
La verdad es que las conchas bien limpias  quedan muy bonitas en un vaso transparente, así como en una bandeja

                                   
Bien lavadas, las conchas  se secan y se colocan para adornar objetos







2 comentarios:

  1. Que playa tan hermosa.
    Ojalá no se la carguen nunca los codiciosos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Con la nueva ley de costas recién aprobada, creo que ahora podrán hacer edificios en el mismo borde de la marea. Con terrazas que se meterán para adentro cuándo suba y que saldrán cuándo baje...
    Por lo demás, las fotos preciosas y el baño, lo mejor.

    Besos para Carmen y para ti.

    ResponderEliminar