viernes, noviembre 22, 2013

EL ASESINATO DE KENNEDY


Tal día como hoy, hace 50 años, caía abatido a tiros el presidente John F. Kennedy. 

El 22 de noviembre de 1963, a las 12.30 exactamente, caía asesinado en la Plaza Dealey de Dallas, Texas , el 35º Presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, quien había viajado a Dallas siguiendo su gira electoral para las presidenciales de 1964.

 Para contar con los mejores consejeros del país en la Casa Blanca, la idea de realizar un viaje en limusina descapotable a través de una ciudad tan hostil a Kennedy como era Dallas, en un país donde cualquiera puede comprar un arma, no parece la mejor idea para proteger a un presidente. Pero así fue.


En los días previos a la visita del Presidente, se habían colocado en Dallas miles de carteles con la foto de Kennedy de perfil y de frente, tal como se hace con los delincuentes fugitivos, con la leyenda "Se busca por traidor". Dallas era entonces un bastión republicano con una gran influencia de los sectores de extrema derecha. Para ésta, Kennedy estaba entregando el país a los comunistas y a los negros.


  Cuando asesinaron a Kennedy, hacía tres semana que yo había celebrado mi vigésimo cumpleaños.Recuerdo ese día como si fuera reciente, pues entonces yo me ganaba unos cuartos  extras ayudando a un amigo que vendía ejemplares del periódico France Soir en la puerta del Metro "Pont de Levallois", junto a la fábrica Citröen, en París.


Aquella tarde, en el cambio de turno de la fábrica, con la primera edición de la noticia en las manos y voceándola a todo pulmón, no dábamos abasto  repartiendo y cobrando el periódico.
Para mí eran complicadas las prisas, pues llevaba poco tiempo en Francia y por entonces se utilizaban dos monedas: la antigua de 100 francos y la nueva de 1NF: el franco viejo y el nuevo franco. Creo recordar que el periódico se vendía a 25 francos, cuya paridad era de 12 pesetas por 1 NF.

A principios de los años 60 los billetes franceses tenían muchos ceros. Era normal  sacar un billete de 1000 francos para  pagar un café con una magdalena; también era normal escuchar: « Yo gano 150 000 francos»  «Una bagueta de pan cuesta 50 francos, un pollo 700 francos...» El Gobierno sacó una moneda que eliminaba los dos últimos ceros y valía igual que las anteriores, convirtiendo el cambio en: 100 francos = 1 Nuevo Franco. Yo pasé  de ganar  150, 000  francos a  1, 500 NF.


4 comentarios:

  1. Cuando asesinaron a Kenedy, yo estaba en el colegio, sería por lo niñas que eramos, que no recuerdo que ninguna le diéramos mayor importancia.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo recuerdo muy bien.
    Era jovencita, pero aquello fue un mazazo para muchos que veíamos en JFK un presidente moderno y diferente.

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo, Anna, a esa joven edad no nos preocupa el mundo. Gracias por tu visita. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Así es, Chary, todos veíamos en Kennedy una nueva era de paz, el fin del racismo en EE.UU y en otros países. Fue un duro golpe para todos.Gracias por tu visita. Un beso

    ResponderEliminar