viernes, noviembre 08, 2013

MI CANARIO " EL CHICO"


Mi canario es un avecilla de color amarillo claro, muy bonito y gracioso. Cantaba maravillosamente hasta el día en que mi mujer y yo nos fuimos de viaje a Galicia y lo dejamos junto a una ninfa en el balcón. En esos días cambió el plumaje y dejó de cantar hasta hoy.
No se si es su modo de saludarme, pero cada mañana cuando le estoy poniendo la comida se abalanza a mis dedos y los picotea. Picotea dos o tres veces y se detiene a mirarme a ver si le digo algo, y luego vuelve a picarme.

 


A mí me hace gracia y me río y le hablo.
Cada mañana al levantarme le cambio la hoja de papel de propaganda del Carrefour que pongo en el suelo de la jaula para recoger sus excrementos. Le pongo su alpiste, una hojita tierna de lechuga, un poquito de manzana y le cambio el agua.
Y el pajarillo se pasa un rato probándolo todo. va de una cosa a otra y pía muy despacito.
Qué maravilla de ser. Una cosa tan pequeña y tiene los mismos órganos que nosotros: ojos, boca, lengua, paladar, corazoncito, pulmones, estómago, intestino y extremidades.
¿Qué pensará mi pajarillo? Qué sentirá una cosa tan chica?
Pues sienten como nosotros: se ponen tristes y alegres según el momento. Cuando nos vamos se quedan tristes y muy decaídos, apenas comen: nos echan de menos
Y cuando regresamos de un viaje de fin de semana se pone a revolotear muy contento. 
mi canario se enamora como yo, y canta alegremente cuando está al lado de otros pajarillos. Y cuando le falta su pareja sufre y se queda encogido encima del palo sin moverse.
Sólo le falta hablar, y cuando acude a picarme en los dedos pienso que me está diciendo "Te quiero, Juanito", y yo le digo: Yo también te quiero, chiquitito. 
Cuando lo observo calladito mirando el movimiento que hay en la calle me viene a la mente la canción de Pedro Infante



Letra de la canción:
Revoloteando el nido destruido
un gorrioncillo pecho amarillo
con sus alitas casi sangrando
su pajarita anda buscando

Cuando se cansa se para y canta
y hasta parece que está llorando
luego que aleja y se va cantando
solo Dios sabe que va llorando

Ay Pajarillo!, gorrioncillo pecho amarillo
nomás de verte ya estoy llorando
porque dios sabe al estar mirando
que ando sangrando igual que tú.

Ay Pajarillo!, gorrioncillo pecho amarillo
nomás de verte ya estoy llorando
porque dios sabe al estar mirando
que ando sangrando igual que tú.

2 comentarios:

  1. Una entrada muy tierna describiendo a tu canario.
    Las cosas sencillas de la vida a veces tienen profundidades que no nos detenemos a mirar o valorar.
    Me gustan mucho los pajarillos pero al mismo tiempo me dan mucha pena verlos encerrados.
    La canción viene al dedidllo, no lo sabía....también me hizo pensar que las canciones de antes tienen un objeto preciso y un contenido que dice algo...

    Abrazos Juan

    ResponderEliminar
  2. Los canarios al cambiar plumaje dejan de cantar por unos días pero vuelven a cantar de nuevo.puedes darle también zanahoria rallada, huevo hervido duro desbaratado con un tenedor.

    Son pájaros muy nobles y están acostumbrados a la gente porque nacen en jaula.

    hasta pronto Mario

    ResponderEliminar