jueves, febrero 13, 2014

12 AÑOS DE ESCLAVITUD


12 AÑOS DE ESCLAVITUD

Anoche fui a ver esa película. Me la recomendó mi amiga y paisana Merche Piñero. Ha sido nominada a 9 Oscars y lleva ya un par de meses en las salas. No fui antes porque ya había visto una hace poco sobre esclavos y creía que era más de lo mismo.
No fue así, en aquélla veía las vejaciones que los amos les hacían a los esclavos; pero no sufrí tanto como en ésta. 

Se me hizo larga por la angustia que me oprimía tanta crueldad y tanta dureza. Las imágenes y pensar que durante más de un siglo y hasta recientemente se torturaba a los negros en el Sur de Estados Unidos, mientras que en el Norte también hacían cosas de las suyas, como el echar ácido a los negros que estaban en las piscinas públicas en la época de Kennedy, me da náuseas. El contemplar cómo azotaban a una mujer o un hombre pasivamente sin mover un dedo es incomprensible. Es una de las películas que hace que uno deje de creer en Dios, y se pregunte cómo ha podido permitir eso.
Sí, ya sabemos que en el mundo mueren millones cada día a causa de guerras, de enfermedades y de hambrunas por intereses mezquinos; pero en esta es el trato a seres humanos inocentes peor que si fueran animales, peor incluso que el que los nazis infligían a los judíos.   

Es un verdadero dramón, que se ha producido siguiendo el guión resultante del libro que escribió Salomón, el protagonista de la película, a mediados del siglo 19.
Es pues una historia real y documentada.

Aunque Salomón tiene todo el derecho a que su historia la sepa todo el mundo para que conozcan la mentalidad de una gran parte de Estados Unidos, donde de vez en cuando aún resurgen los encapuchados blancos, yo no recomendaría ver esta película a las personas muy sensibles: es tremenda.

SINOPSIS PUBLICADA EN LOS MEDIOS:
12 AÑOS DE ESCLAVITUD
Web Oficial
Sinopsis

Basada en un hecho real ocurrido en 1850, narra la historia de Solomon Northup, un culto músico negro -y hombre libre- que vivía con su familia en Nueva York. Tras compartir una copa con dos desconocidos, Solomon descubre que ha sido drogado y secuestrado para ser vendido como esclavo en el Sur en una plantación de Louisiana. Renunciando a abandonar la esperanza, Solomon contempla cómo todos a su alrededor sucumben a la violencia, al abuso emocional y a la desesperanza. Entonces decide correr riesgos increíbles y confiar en la gente menos aparente para intentar recuperar su libertad y reunirse con su familia. (FILMAFFINITY)
Premios
2013: Premios Oscar: 9 nominaciones, incluyendo mejor película y director
2013: Globos de Oro: Mejor película dramática. 7 nominaciones
2013: Premios BAFTA: 10 nominaciones, incluyendo mejor película
2013: Critics Choice: Mejor película, guión adaptado y actriz sec. 13 nomin.
2013: Festival de Toronto: Mejor película (Premio del público)
2013: National Board of Review (NBR
): Mejores 10 películas del año


4 comentarios:

  1. Has hecho un bel racconto mi querido Juan.
    Me gustaria ver el film, pero cuando hay crueldad, por màs que hayan sido reales en la historia, no me gusta ver...

    Sabes una cosa Juan, Dios no tiene nada que ver con las maldades de la gente, El no gobierna nuestras mentes ni nuestras manos, somos nosotros que con nuestro libre albedrio que elegimos hacer las cosas. Si El hiciera todas las cosas malas que le atribuimos no seria Dios, sino un ser malo, y Dios es un Ser Bueno. No hagamos a Dios a nuestra imagen y semejanza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La vi y me decepcionó un poco.
    Yo esperaba que el negro decapitara a un montón de blancos hijos de puta.
    Pero no...

    Eso si, la película te encoge el corazón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. la veré amigo cuando esté en cartelera . besos

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias por avisarme. Yo no puedo con las torturas, enfermo sólo de imaginar la maldad que pueden ejercer algunas personas o sociedades enteras... así que no la veré. Lo pasé fatal con la de El niño del Pijama de rayas.

    En cuanto a lo de Dios, ¡pienso como genessis!

    Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar