lunes, julio 21, 2014

HAGAMOS ALGO





Al ver lo que sucede cada día en este mundo corrompido uno se avergüenza de ser humano.

Es verdad que vivimos en la parte rica del mundo y lo peor sucede siempre lejos y nos ahorramos percibir el olor del sufrimiento, del polvo y la pólvora de las explosiones, de la sangre y de las vísceras derramadas al sol... No oímos el grito desesperado y dolorido de los heridos ni de las familias que han perdido a sus seres más queridos, sobre todo a los hijos, aún niños.

Nos acostamos después de ver la película que emiten en la tele mientras nos tomamos una copa sin temor a que nos despertemos volando descuartizados por una bomba lanzada a traición.
Mañana será otro día y comentaremos las noticias tomando café en el bar o mientras realizamos la compra del día, intentando arreglar el mundo desde la comodidad que nos da el vivir a miles de kilómetros del infierno.
O tal vez nos escudemos en las razones que nos dan nuestro políticos, que suelen ser siempre del tipo Marconi, la voz de su amo: "Israel tiene derecho a defenderse", " Los palestinos han votado a Hamas, que son terroristas y los que ponen atentados", Etc, etc.
Mientras tanto cientos de inocentes son masacrados cada día, o pierden sus hogares, su tierra ancestral, convertidos en extranjeros en su propio territorio, un gueto, un gulag con el beneplácito del Tío Sam y de la UE.
Sólo salimos a la calle a protestar cuando el tema nos afecta: un ERE en nuestra empresa, despidos masivos, recortes de salario o derechos... Pero en este genocidio miramos para otro lado; nadie se moviliza.

Nos quejamos por naderías peleándonos en nuestros hogares, entre vecinos y entre amigos echándonos la culpa de nuestros males, acusándonos unos a otros: "Tú no pagas la comunidad", "has comenzado tú, me has faltado al respeto, me has insultado, calumniado...", " Eres mierda por muy bonito que sea el envoltorio" "Tú no cumples lo prometido, traidora, y te borro de mi vida porque me has humillado, me has engañado, me has dejado y pasas el tiempo con otro..."
¡Tonterías!
Todo eso tiene solución: al que no paga se le denuncia, las discusiones e insultos se solucionan no respondiendo e invitando al otro a dialogar respetuosamente para hallar una solución al conflicto, y si alguien te echa de su vida, pues no pasa nada otro te recogerá en la suya. Todo tiene solución menos la muerte.

Donde se realmente sufre es en Medio Oriente. 
El verdadero drama está en Medio Oriente: Palestina, Siria, Tinduf... donde estos países se están autodestruyendo para gozo de los gobiernos que les venden el armamento, los cuales ven reducir el desempleo en sus países a costa de fabricar armas para que se maten entre ellos y luego ofreciéndose para reconstruir el país. 

Hagamos algo, dejemos momentáneamente de escribir poemas de amor (ellos también aman y sufren al ver morir a los seres queridos), escribamos sobre el problema, firmemos peticiones de Paz y salgamos a la calle no sólo en las capitales sino en todas partes... Lo que sea, para detener la masacre de un pueblo que solo tiene piedras y palos, y cohetes fabricados a mano que apenas llegan a su destino, contra aviones, tanques y soldados armados con armas que disponen de la más avanzada tecnología.No hay más que leer el número de víctimas de cada bando para identificar quién es David y quién Goliat en esta pelea.

1 comentario:

  1. Aunque es un tema que se trata día sí , día también , me ha calado tu forma de plasmarlo. gracias por hacer hincapié en lo afortunados que somos por el simple hecho de haber nacido en esta parte del mundo.

    ResponderEliminar