domingo, agosto 03, 2014

PROMÉTEME QUE SERÁS LIBRE de Jorge Molist



Este es  un libro ambientado en la época de la conquista de Granada por los Reyes católicos que nos habla crudamente aportando datos históricos de las crueldades de la Inquisición,  las persecuciones de judios y moros, aun conversos, para apoderarse de su riquezas y exterminarlos como pueblo.
Nos informa detalladamente de las dificultades de la  vida en Barcelona bajo el mandato de terror de la Inquisición, de las revueltas de los pueblos catalanes ante el abuso del poder absoluto; de la trata de esclavos, de las galeras...
Pero también esta novela es una bellísima historia de amor entre los adolescentes Joan y  Anna.
 Ella, la novia,  se  casa con un anciano rico por mandato de su padre; él, condenado a remar en una galera bajo el mando del almirante de una galera real  quien, disfrazado de pirata, ataca y destruye a los pueblos de la costa catalana y arrambla con todo lo que encuentra, matando a los defensores y llevándose a mujeres y niños para venderlos como esclavos en Italia.
Una mañana luminosa, Ramón y su hijo Joan contemplan la belleza del pueblo desde una colina. Su barca, "La  Gaviota", construida por sus propias manos, destaca entre todas las que hay varadas en la playa. De pronto aparecen en el horizonte  las naves de la Armada española, —con la bandera pirata y dirigida por el Almirante del Rey—,  llegan al pueblo y asesinan a quienes se oponen, llevándose arrastrando  a todas las mujeres y niños, entre ellos a su madre y hermanas. tiene entonces doce años y ve morir a su padre en sus brazos. Éste le dice: " Prométeme que serás libre."  Y durante 760 páginas el joven dedicará su vida a  intentando encontrar el paradero de su madre y hermanas para rescatarlas. Pasarán once años hasta que las encuentre.
Joan está decidido a  casarse con Anna, y no duda en enfrentarse a espada a su esposo, al que mata sin compasión cuando, resultando herido, ya se había rendido. Anna no le perdona el crimen. Pero al final....

Lo bueno: Es un libro entretenido, ameno y de fácil lectura del tipo "La mano de Fátima" o " La catedral del mar".


Lo malo: 50 páginas antes de llegar al final ya se adivina como acaba la historia, y el autor se explaya y se alarga demasiada para contar lo que ya intuíamos. Yo creo que peca de mucho relleno: con cien páginas menos hubiera dicho lo mismo y sería perfecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario