miércoles, octubre 01, 2014

EL DESÁNIMO

 foto de Antonio Sañudo

Hoy tengo ganas de escribir, de decir lo que siento, pero nado en  un mar revuelto de  inseguridades y anhelos.
Yo quisiera hacer tantas cosas, cumplir tantos sueños, que  me paso el día pensando, y de noche suspiro y no duermo.

Yo tengo desde hace algunos años una historia empezada, pero bloqueado me siento: las musas me abandonaron hace ya mucho tiempo, y relatos recien nacidos se tornan pronto viejos. Es tan difícil escribir algo bueno cuando el corazón sangra abierto...

Sería fácil describir experiencias  de amores fugaces muy  intensos,
plasmar las emociones sentidas, las promesas incumplidas y los hechos que arrojaron al infierno aquellos felices e inolvidables momentos; pero eso  no me lo permite mi conciencia de caballero. Y a la tumba me llevaré mis secretos.


 Luchar contra el desánimo, borrar los malos recuerdos, saciar en otras fuentes la sed de mi corazón seco, vivir la vida, conocer gente nueva, y escribir...
Tal vez así logre  darle vida a los personajes de mis cuentos, y llegue al cabo otra primavera para este corazón enfermo y viejo.

  

2 comentarios:

  1. Anónimo11:47 a. m.

    Muy bien descrito eso es lo que a veces sentimos muchos/as
    besoss
    Larisa

    ResponderEliminar
  2. Hola, Larisa,¿tú también te sientes así? Pues lo tenemos claro, jajajaja. Bueno hay vivir el día a día lo mejor que se puedad y que mirar al futuro con esperanza. Gracias por tu comentario. Besos

    ResponderEliminar