lunes, febrero 02, 2015

EL DILEMA: SER REPRESENTADO POR TOMY O POR OLIVER

Comenzamos semana y mes. Les deseo lo disfruten de la mejor manera posible. La cuesta de febrero dicen que es más empinada que la de enero. No sé qué decirles. Lo que sí les animo a tener ESPERANZA: en los próximos meses vamos a poder participar en el CAMBIO QUE SE AVECINA: ¡ES IMPARABLE!

El hastío y decepción que nos embarga con estos corruptos dará paso a la alegría e ímpetu de las generaciones jóvenes que luchan por su futuro. Para ilustrar lo que digo vean el siguiente video: La juventud de Tomy animando a participar y la desidia de Oliver. 

Parece que le está diciendo: ¿Que estás cansado? ¡Venga ya! Juntos PODEMOS.

En este video Tomy, el perro más pequeño, tiene tres meses y simboliza en el video a las miles de personas que tomaron la Puerta del Sol el 15 M. Eran personas descontentas con el rumbo que tomaban las cosas en España. No eran comunistas, aunque también los había; no eran socialistas, aunque los había. Eran médicos, profesores, estudiantes, autónomos y obreros en paro, personas preocupadas por el futuro, cuyo nexo de unión no era la ideología política o religiosa sino el descontento por los recortes y por la intromisión del poder financiero en la política.


Oliver, el perro grande, adoptado con ocho años y que ahora, a sus doce años, dada su triste experiencia, prefiere conformarse con lo que tiene y no aspira a más ni se preocupa por los congéneres que siguen siendo abandonados cada día, representa a los comerciantes, pensionistas y parados con prestaciones que padecen del síndrome de Estocolmo (enamorarse de su violador) y prefieren seguir votando a los que han violado sus derechos y libertades sin preocuparse de los que no cobran nada y son desahuciados y pasan hambre, antes que probar un cambio de sistema con personas desconocidas.


Votar por los corruptos y recortadores de derechos y salarios es darles carta blanca para continuar sus atropellos justificándose en su mayoría de votos.


Cada cual debe reflexionar y decidir si es justo votar a los que han creado esta situación por mantener egoístamente una pensión, un puesto de trabajo indigno, una Sanidad y Educación deficientes o descafeinadas y una juventud sin futuro que debe de emigrar o vivir a cargo de sus padres y abuelos. 

No es verdad que sea mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer; tenemos que darnos la oportunidad de probar otros menús, otras ideas, otras soluciones.
Y si no sale bien , pues se les pide explicaciones, se echan a la calle y se ponen otros. Actualmente hacer eso es imposible.

2 comentarios:

  1. Te deseo un buen mes de febrero y que se cumplan tus esperanzas

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, María. Igualmente. Un beso

    ResponderEliminar