jueves, mayo 07, 2015

¿ QUIÉN SOY?



Nada soy, absolutamente nada.  Ni siquiera  mota de arena en la playa, partícula de polvo en el desierto, bruma,  o sombra oscura en la alborada.

¿En realidad existimos o somos fichas de un videojuego que desde alguna otra  galaxia o en el fondo del cosmos juegan  las miríadas de criaturas aladas?

Cuánto ego vano me rodea, cuánta soberbia calculada, cuánto engañarse a sí mismo creyéndose superiores a otras almas...

 Se vive solo un segundo en el computo de los siglos, el tiempo justo de aprender la diferencia de ser o de estar. Fíjate, amig@ lector que yo he tardado setenta años y un día en entender que la vida mía es solo  una brisa de paso.
 Que nada tengo, pero si tuviera,  nada me llevo tras la última frontera.

 Los sueños, heridas y engaños, los títulos buenos o falsos, felizmente aquí se quedan.

Nada me voy  a llevar donde ni sicólogos, ni pediatras, ni maestros, ni escritores, ni poetas hacen falta, porque allí la Luz da vida y  es eterna




REFLEXIÓN -
CC by-nc-nd -
Juan Pan García

3 comentarios:

  1. Así mi muy querido Juan!! Nada nos llevaremos porque viviremos y seremos luz eterna. Llega una momento en nuestras vidas en comenzamos a comprender el significado de muchas cosas. A reposar el alma amigo a limpiarla depurarla. Y por sobre todo amar pero con el amor universal ese que nos hará libres. Hace tiempo que nos conocemos, antes teníamos los blog con muchas respuestas, ya no, eso te da la idea del cambio, de que todo cambia y por eso hoy estoy aquí junto a mi amigo para decirle que estoy de acuerdo en todo lo que ha escrito. Un abrazo Juan lleno de ese amor que abarca tantas cosas.

    ResponderEliminar
  2. Ese amor es mutuo, querida Susana, y desde hace ya muchos años. Es verdad que todo cambia de un día para otro; las personas y amistades también porque buscan otras cosas más allá de la amistad: intereses egoístas, encumbrarse gracias a contactos útiles, o notoriedad al unirse a líderes o famosos de grupos. Nosotros: Tú, Mario y yo, lo entendimos desde el principio y por eso nuestra amistad es fuerte, incondicional y permanente. Un beso cariñoso, amiga mía, alma gemela.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:30 p. m.

    Inteligente expresión, la vida nos guarda cada desgarro Saludos

    ResponderEliminar