lunes, julio 06, 2015

DISPARA, YO YA ESTOY MUERTO




El final es inesperado emotivo e impactante.
Pero hasta llegar a él hay que leer 600 páginas con más subidas y bajadas de interés que una montaña rusa.
Trata de la historia de una familia judía, cuyos últimos descendientes llegan a finales de los años treinta a París procedentes de Rusia y montan un negocio. Con el advenimiento del nazismo en Europa, deciden irse a Palestina, la tierra de sus antepasados. Allí compran una   huerta cercana a Jerusalén y se instalan en ella.  Cerca de ellos vive una familia árabe, que aunque recelosos al principio se convierten en los mejores amigos. Nacerán hijos y se enamoraran entre ellos, pero la barrera de la religión impedirá que sean felices cumpliendo sus sueños. El aire mezcla el amor de las jóvenes parejas y el odio hacia los padres y la religión  que  les impiden casarse.


El fondo de la novela es la historia de la creación del moderno estado de Israel. Abarca la época que va desde los últimos años del siglo XIX hasta la actualidad.
Las primeras doscientas páginas tratan de la vida de los judíos en la Rusia zarista, las persecuciones, desahucios  y condenas que sufrían solo por ser judíos. Y las arriesgadas huidas del país a otras naciones europeas para escapar de la muerte y buscarse la vida y la seguridad. Muchas familias emigrarían a Estados Unidos.
Las siguientes doscientas páginas trata sobre Hitler y el holocausto, y las ultimas doscientas de la llegada masiva a de los judíos rescatados de los campos de exterminios nazis a Palestina y las guerras que surgieron entre  los que querían un trozo de tierra propia de donde nadie pudiera expulsarlos y los nativos que no querían dejarse robar sus tierras.  

La comencé en febrero. No conseguía atraparme. Se me ha hecho larga, muy larga. Sin embargo para la persona que me lo recomendó es una novela maravillosa. El libro de los gustos...


4 comentarios:

  1. si Juan siempre depende de gustos y pasa a menudo que lo que te recomiendan o sobrepasa tus expectativas o se queda corto, pero en parte así es como se manejan las lecturas y eso nos lleva a conocer nuevos autores que pueden gustarnos o no pero al menos ya no nos cuentan.
    un gusto pasar por tu blog mario

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, amigo Mario. Es bueno decidir uno mismo. Gracias por venir.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar