domingo, noviembre 22, 2015

EL OLVIDO




Dándole vueltas al tema de la Tertulia del pasado viernes, estoy desvelado hace rato.
Pienso en una persona con quien compartí una intensa amistad en que me llevó primero al Paraíso y luego me arrojó a los infiernos del olvido.
Ambos tuvimos la culpa por carecer de consideraciones hacia el otro, por haber enfrentado los sentimientos del uno con las libertades individuales del otro.
Ella me ha olvidado en la práctica, pues actúa como si no me conociera; yo intento hacer lo mismo, pero me es imposible no pensar en ella.
En la Tertulia se explicó, aportando argumentos científicos, que es imposible olvidar completamente a alguien o algo que ha marcado nuestra vida.
Yo espero que ella recuerde al menos lo bueno que vio en mí, lo que la hizo interesarse en mi persona, tal como yo la recuerdo a ella:
Era dulce como el almíbar,
Sus palabras eran bálsamo
Para mis dolorosas heridas
Su ternura era inmensa
Su belleza me hechizaba...
Mas la luz de su alma era
Lo que a mi ser iluminaba.

Cual rayo de sol que besa
Las desamparadas catenarias
Antes de hundirse en el horizonte,
Así la luz de ella ilumina
Mi corazón desde la distancia.

Su felicidad es lo que me importa.

2 comentarios:

  1. Buen día!!!
    Con tus lindos recuerdos y sentimientos en lo profundo de tu ser son los que vale, sobre las otras personas no podemos influir en sus sentir o tal vez sí....................un gran abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  2. Buen día, amiga Común. Gracias por venir, me alegraste el día. No se puede influir en las otras personas después de haber dejado pasar el tiempo, ellas han rehecho sus vidas, tienen nuevas amistades y no te necesitan para nada. Un besazo, amiga

    ResponderEliminar