sábado, noviembre 28, 2015

PLEGARIA AL SER QUE NOS DA VIDA


Señor, perdóname por pertenecer al mundo de los humildes y desgraciados. Los que no llegamos al nivel intelectual y económico de algunos privilegiados que se catalogan a sí mismos como poseedores de la verdad y defensores únicos de la Justicia y de la Paz.
Ésos que nos critican por escribir lo que sentimos llamándonos "maestros de nada con librillos, poetas que  cantan amores que jamás han conocido; mediocres esperpentos que pregonan fracasos y vergüenzas de si mismos..."
Yo sé quien soy, de dónde vengo y cuáles son mis límites, y con ellos hago lo que puedo. Que es bien poco, lo sé. Y lo siento
Señor, yo sé bien que de nada sirven nuestras luchas contra el poder establecido, y que no tendrán en cuenta nuestras necesidades ni las de las grandes multinacionales. No podemos hacer nada para evitar el desastre y sentimos impotencia y dolor por ello
Sólo nos queda patalear y protestar en las calles y eso es lo que hacemos.

Ojalá se unan los privilegiados de mente y de riquezas que nos critican y seamos muchos más los que defendamos la Tierra, Tu hermosa creación, nuestro hogar, antes de que sea demasiado tarde.

2 comentarios:

  1. Como siempre Juan, muy bueno, cuando se escribe con sentimientos y con el corazón es normal que llegue. Un Fuerte Abrazo Amigo.

    ResponderEliminar
  2. Juan:

    defender la tierra es lo único que nos queda en este mundo automata.

    hasta pronto Mario

    ResponderEliminar