lunes, agosto 24, 2015

viernes, agosto 07, 2015

LA SOLEDAD DEL CARGO, LA LUCHA DE UN BARRIO.



Ignoro si cuando se presentó candidato a la alcaldía, nuestro nuevo Alcalde imaginaba los problemas heredados que se le vendrían encima. Apagar varios fuegos a la vez debe ser complicado: oposición a la construcción de los aparcamientos en la Plaza de Toros  y en Pozos Dulces, eliminar la tasa de aparcamiento en las playas, las contestaciones a la privatización del agua y saneamientos y los malos olores que están padeciendo los vecinos del Tejar sobre todo, y en menor medida todo el norte de la ciudad.
Como el que más me afecta y más conocimientos de causa tengo es el último  voy a hablaros sobre él en este artículo:

Una empresa, cuyo nombre ni mencionar quiero, se instala en un polígono industrial de El Puerto hace varios años. Estaba lejos de la población y nadie sabía siquiera que esa empresa existía. El dueño de la empresa se quejaba de que al estar tan lejos del las demás empresas le resultaba más caro el transporte para recogida y retirada de los residuos; carecía además de lugar para vertido de aguas y otras deficiencias que él nos señaló en la primera reunión que tuvimos hace tres semanas con el Sr. Alcalde.

Entonces un concejal le propuso mudarse a las naves que ocupan actualmente y para ello se  dio un informe favorable a la Junta de Andalucía, contraviniendo la Ley sobre Instalación de Industrias peligrosas, molestas y nocivas cuyo artículo 4 claramente indica que esas industrias deben estar al menos a 2000 metros del núcleo urbano más próximo.
Así se lo hicimos saber al Sr. Alcalde en la susodicha  reunión. Alegó que esa ley fue derogada en 2007, y es verdad, pero también es cierto que debido a los problemas que ocasiona  la aplicación o no de esa derogación, el Tribunal Supremo sigue aplicando la norma anterior, como le mostré en una copia del Reglamento

Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas. (Vigente hasta el 17 de noviembre de 2007)
"No obstante, la derogación surtía efecto únicamente en aquellas Comunidades Autónomas que tuvieran aprobada una regulación sobre el tema, y en tanto no se regulase por las demás. Esta ambigüedad dio lugar a una serie de pronunciamientos por parte del Tribunal Supremo respecto a la persistencia de la aplicabilidad de dicha norma, aún a pesar de su derogación expresa y de la existencia de leyes reguladoras del tema en distintas Comunidades Autónomas. Se describe de manera específica el caso de la Comunidad de Madrid, con un análisis de la legislación y de la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre la cuestión." 







La nave donde la empresa guarda los residuos de animales

Se comprueba que no está situada a dos mil metros del núcleo urbano . Solo la via del tren la separa de la barriada El Tejar

  Las dos puertas de la empresa controladas por los vecinos que esperan el camión prometido


Otra fuente de malos olores y de insectos dañinos, el caño donde vierten los fluidos las empresas del polígono industrial. Se ve embozado con muebles y escombros



 Por fin llega el camión. Viene desde Osuna (Sevilla) Se llevará los residuos. ¿Será verdad?




Cajas de contenedores de residuos de carnes y pescado al aire libre, expuestas al sol y los vientos- Todo ilegal. De momento  y a pesar de que lleva haciéndolo durante meses, no se le ha sancionado. Deje usted una bolsa de basura en  la calle y verá lo que le pasa.


A partir de ese momento el Alcalde nos prometió que en 48 horas sería cerrada la empresa.

Han pasado tres semanas y los malos olores nos ahogan, nos impiden dormir y nos causan nauseas y en algunas personas, vómitos.

Los vecinos llevamos quejándonos de  esto desde el mes de mayo, cuando la empresa se mudó a las naves actuales, y ésta ya fue denunciada en su día ante la anterior Corporación. Es pues un problema heredado que está causando muchas molestias y afecta también al turismo, pues muchos negocios ven sus terrazas vacías porque el mal olor espanta a los clientes, como ya publicó Diario de Cádiz recientemente.
Pero es desde finales de junio que los olores son insoportables, pues a la recogida de residuos cárnicos la empresa había añadido los del pescado, que amontonan en cajas en el patio al aire libre, expuestos al sol, pudriéndose en poco tiempo. El viento de levante hace el resto.
 Ante la inactividad del Ayuntamiento, un grupo de vecinos de El Tejar mantiene en solitario la lucha por el bien del barrio. El hecho de que la mayoría de descontentos critiquen solo desde la comodidad de la barra del bar, no ha impedido que un grupo de ciudadanos se unan para defender sus derechos, pues para algo pagamos nuestros impuestos, para algo elegimos a un Alcalde, para algo existe la Delegación y/o Consejería de Sanidad.

 En privado se comenta sobre el poder del personaje de La Junta  que  abogó porque se le concediera la licencia a la empresa. Es muy extraño que el Alcalde  de una ciudad de más de 80 mil personas no pueda clausurar una empresa que está haciendo daño a los ciudadanos cuando  la susudicha Ley dice:

Artículo 6. Alcaldes.
Independientemente de la intervención que las Leyes y Reglamentos conceden en esta materia a otros Organismos, será competencia de los Alcaldes la concesión de licencias para el ejercicio de las actividades reguladas, la vigilancia para el mejor cumplimiento de estas disposiciones y el ejercicio de la facultad sancionadora, con arreglo a las prescripciones de este Reglamento y sin perjuicio de las que correspondan a los Gobernadores civiles.

La empresa y el funcionario en la sombra se ríen de nosotros descaradamente. Ha desoído los requerimientos del Ayuntamiento, no ha respetado los plazos que se le han dado para vaciar y limpiar la nave, no ha dejado de trabajar. Y tan campante. Parece muy seguro.
 Esta mañana el Alcalde nos ha comunicado que el Ayuntamiento había liberado 23 000 euros para llevarse los residuos y limpiar las naves. Un camión llegaría hoy al medio día  para realizar el traslado de los residuos. Después ajustarían cuentas con la empresa.
Para convencernos de la veracidad de su palabra, ya que es la sexta vez que nos promete el cierre, nos ha invitado a ir con él a la empresa y presenciar la carga del camión.
Efectivamente, el camión llegó a la una y media de la tarde, pero resulta que el dueño ahora dice que no tenía el tractor o las grúas para cargar el camion. le han indicado donde había maquinaria de alquiler y hemos presenciado avergonzados como la policía hacía las gestiones para que el alquilara la máquina a un precio ajustado. O sea : a regatear encima. Yo creo que el Alcalde ha estado muy blando. Si hubiera sido yo ordeno precintar la nave y mando a la policía a detener a ese sujeto por desobedecer los requerimientos y envenenar a la población.
No sé en qué habrá quedado esto, si han cargado el camión o no. Yo estoy convencido de que seguiremos con malos olores unos días, hasta que la gente se manifieste violentamente y puedan aplicar la Ley Mordaza y caer sobre nosotros por protestar.

De momento he discutido con un cliente del bar que protesta siempre de los problemas apoyado en la barra y nunca secunda una acción reivindicativa. ¡Encima algunos de estos vecinos-borregos nos llaman provocadores y antisistema!