miércoles, noviembre 16, 2016

"UN MONSTRUO QUE VIENE A VERME", la película




El Monstruo ha venido a verme es una película que desde que se estrenó está batiendo récords de taquilla, y ese dato hace que cada vez más espectadores acudan a verla, pues tantos cientos de miles de personas no pueden equivocarse. Preguntados algunos amigos que la vieron la pasada semana sobre ella, respondían, no sé si por no ir contra corriente, que la película, aunque triste,  les había gustado. "Prepárate para llorar", me advirtieron.
Nada de eso, dramatismo barato.

 Seré yo la excepción a la regla, pero la película no me gustado nada.

Un tema archiconocido como es el acoso escolar a un niño de 12 años, los problemas que originan en los hijos pequeños las separaciones de sus padres y el sufrimiento que produce en el chico la enfermedad incurable de la madre convierten al protagonista en un ser introvertido que sufre terroríficas pesadillas. Un monstruo que sólo él puede ver, le obliga a reflexionar sobre las miserias humanas. Este argumento, aderezado con impactantes efectos especiales, que al final, por repetidos, llegan a cansar, resume la película.


 

2 comentarios:

  1. No coincido en nada esta vez contigo Juan. Quizás por lo reciente de mi pérdida que he sentido lo mismo que ese niño, la necesidad de que el dolor que siente tu familiar lo recibas tú de alguna manera, o el simple echo de no soportar más ese dolor que es el tuyo y querer poner punto final a algo que te va matar un poco a ti. Fíjate la diferencia de pasar por una situación similar, que hasta en un curso de soporte emocional aconsejan verla neuropsicólogos. No será tan mala cuando un profesional de la materia la recomienda, no? Hoy ha terminado el curso, así que la tengo calentita en mi retina. Un besito Juan :)

    ResponderEliminar
  2. Yo no he dicho que sea mala, Darilea. Simplemente no me ha gustado. Respeto los sentimientos de las personas que les recuerde alguna pérdida familiar, como es tu caso; pero normalmente al cine se va a pasarlo bien, no como terapia.El que haya gente que aconseje de verla no quiere decir nada, también dicen que es necesario aprender inglés y a mi no me gusta. El libro de gustos está en blanco, a todos no nos gustan las mismas cosas, afortunadamente. Yo me esperaba otra cosa, la verdad. Un beso, amiga mía.

    ResponderEliminar